Fiebre argentina en los banquillos

0
59

Últimamente, la llegada de entrenadores argentinos no es ninguna novedad en la liga BBVA. Diego Simeone en el Atlético de Madrid, Gerardo Martino en el FC Barcelona, Juan Antonio Pizzi en el Valencia… Ofrecen un pensamiento futbolístico distinto al de España y su famoso tiki-taka, cobrando más importancia la organización y la intensidad.

Simeone, ha conseguido encadenar una muy buena racha de victorias, haciendo a su Atlético uno de los mejores equipos en la actualidad futbolística. Solidez, intensidad, cabeza y buen juego define al equipo del Cholo, que hasta ahora ha sabido aprovechar sus ocasiones y marcha en la cabeza de la Liga, empatado a puntos con Real Madrid y Barcelona. Cabe destacar la gran labor del todo el equipo, tanto titulares como suplentes, y con una firme cantera con jóvenes tan prometedores como Óliver Torres. Estos ingredientes y el gran talento de jugadores como Arda Turan, el recién fichado Diego Ribas, o el máximo goleador del equipo e internacional con la absoluta española, Diego Costa, conforman este gran Atlético, para muchos, el mejor de la historia.

A pesar del gran nivel que ha mostrado el FC Barcelona, y sus números de equipo grande, la confianza en el Tata Martino ha ido decayendo con el paso de los partidos, cuestionado en muchos de ellos por ofrecer un fútbol más de velocidad que de toque. Proveniente del campeonato argentino y ganador del mismo, el Tata Martino ha sacado jugo a jugadores que no conseguían su mejor nivel como Alexis Sánchez y Cesc Fábregas. Con personalidad y firmeza, al argentino no le ha temblado la mano a la hora de sentar a las figuras del equipo como Iniesta o Messi, con las ya conocidas rotaciones. Mantiene al equipo vivo en todas las competiciones, arriba en Liga y aguarda el emocionante encuentro de Champions League con el Manchester City que definirá muy probablemente el futuro del técnico procedente de Newell’s Old Boys.

Juan Antonio Pizzi (45), el entrenador argentino que ha revitalizado al Valencia. Foto: Ahmedd (wikimedia)
Juan Antonio Pizzi (45), el entrenador argentino que ha revitalizado al Valencia. Foto: Ahmedd (wikimedia)

El caso de Pizzi ha sido uno de los más sorprendentes, con un Valencia de Miroslav Djukic a la deriva, y la moda de los entrenadores argentinos a las espaldas, llegó el exjugador valencianista Juan Antonio Pizzi, queriendo demostrar a su afición un equipo sólido y ordenado, similar al del Cholo. Con ganas de volver a ilusionar al valencianismo y con una infinidad de cambios en la plantilla, Pizzi está consiguiendo recobrar el espíritu del murciélago, que en muchas otras ocasiones ha llevado al conjunto ché a ganar títulos y estar entre los más grandes de Europa y del mundo.

Por último, el caso de Gabriel Calderón: el argentino que tomó los mandos de un Real Betis a la deriva, colista, sin ideas ni referentes y sumido en un bajo estado de forma y anímico. El conjunto sevillano está intentado salvarse del condenado descenso, pero está resultando misión imposible, pese al apoyo de la afición y la ilusión que supone la llegada de un nuevo entrenador el conjunto verdiblanco no consigue sacar a la luz su faceta de buen fútbol que mostraba campañas atrás con Pepe Mel.

En definitiva, esta Liga está siendo de las más dinámicas de los últimos años. La lucha entre los tres de la cabeza, la salvación del Real Betis o el retorno de aquel Valencia que nos hizo vibrar, pasan por las manos de los técnico argentinos.

Dejar respuesta