Federer y Safina, primeros "magos" de Madrid

0
174

La Caja Mágica madrileña vivió su puesta de largo con la disputa del ‘Mutua Madrileña Madrid Open’, un torneo que reunió a las mejores raquetas de los circuitos ATP y WTA. En el cuadro masculino la victoria fue para Roger Federer, quien se deshizo del mal fario que le persigue en sus enfrentamientos ante Rafael Nadal. Por su parte, Dinara Safina cumplió con los pronósticos en las féminas alcanzando el título tras derrotar cómodamente a Caroline Wozniacki.
La apuesta que hizo Ion Tiriac, aquel al que muchos calificaban de “viejo loco”, por traer a Madrid uno de los mejores torneos del circuito se hizo realidad del 8 al 17 de mayo. El antiguo Masters Series se transformó en el ‘Mutua Madrileña Madrid Open’, un nuevo torneo mucho más ambicioso e importante que su sucesor. El cambio fue significativo y no sólo en cuanto a sus instalaciones. El funcional Madrid Arena (tres pistas de competición) dejó paso a la majestuosa Caja Mágica (siete pistas de competición).

Sin embargo, la gran novedad es el aumento del nivel tenístico en el torneo. El cuadro pasó de ser únicamente masculino a acoger también a las mejores chicas. En Madrid se dieron cita las diez mejores raquetas del circuito ATP y las ocho mejores del WTA. Por lo tanto, el público español tuvo el privilegio de disfrutar del mejor tenis del mundo en primera persona.

Federer corta la racha de Nadal
La final del cuadro masculino fue la soñada por el director de cualquier torneo del circuito. Los dos mejores tenistas del mundo, Rafael Nadal y Roger Federer, se batieron en duelo en la tierra batida madrileña. Aunque fue un duelo distinto a los que nos tienen acostumbrados ambos tenistas. La igualdad fue la nota predominante en un encuentro en el que primó más la estrategia que el buen juego. Esto se tradujo en el poco espectáculo de cara al público que se ofreció en la pista central de la Caja Mágica.

A Federer le bastó con romper el servicio del español una vez en cada set para adjudicarse el torneo por un doble 6-4 en apenas noventa minutos. A Nadal le pasaron factura las cuatro horas de su intensa semifinal contra Novak Djokovic y la famosa altura de Madrid, que favorecía al suizo. Además hay que resaltar que Federer jugó un tenis impresionante. Muy sólido y con una autoridad muy similar a la que le llevó a reinar el circuito ATP hasta hace no mucho, no dio opción a que un Nadal no tan enchufado como siempre pudiera disputarle el partido. El propio número 1 del mundo felicitó a Federer al finalizar el partido y apuntó que “seguramente ni estando al cien por cien hubiera podido ganarle hoy”.

De esta forma Rafael Nadal, el rey de la tierra batida, cosecha su primera derrota de la temporada sobre polvo de ladrillo. Por su parte, Roger Federer consigue su primer título del año. Esta victoria, además, supone una inyección de motivación para el suizo de cara a Roland Garros, donde Rafael Nadal intentará conseguir la Copa de los Mosqueteros por quinta ocasión consecutiva.

Safina demuestra su condición de número 1
El torneo femenino se estrenó en Madrid sin dos de sus mayores alicientes. Tanto María Sharapova como Ana Ivanovic causaron baja por lesión, lo que dejó descafeinado el cuadro femenino.

Sin estas dos tenistas y con las Williams de vacaciones en Madrid (ambas perdieron en primera ronda), todos los pronósticos apuntaban a que Dinara Safina ganaría sin demasiada oposición y así fue. La número 1 del circuito WTA demostró el porqué de su posición y se alzó con la victoria. La danesa Caroline Wozniacki, su rival en la final, apenas opuso resistencia a la rusa y sucumbió por 6-4 6-2 en una hora y cincuenta minutos de juego.

Safina reafirma de esta forma su hegemonía en el circuito femenino consiguiendo su segundo título en dos semanas después del logrado en Roma.

Mucho por mejorar
Para que un torneo llegue a rozar la perfección en cuanto a lo que organización se refiere hacen falta muchos años. Como era de esperar, el ‘Mutua Madrileña Madrid Open’ pagó la novatada en diversos aspectos.

Algunos errores graves se podrían haber evitado con un poco de planificación. Y es que no parece la mejor opción inaugurar una pista de tenis con un concierto de música. El espectáculo de Lenny Kravitz provocó que al día siguiente, cinco minutos antes de inaugurarse la pista central con el encuentro entre la madrileña Viví Ruano y la rusa Anna Chakvetadze, se viera a muchos obreros corriendo de allá para acá poniendo y quitando vallas, pintando algunos tablones de publicidad y colocando las últimas gradas que faltaban.

Otro de los fallos evitables del torneo fue las dimensiones de las pistas del Tennis Garden, esas cuatro canchas de competición situadas en el exterior del estadio. Bien es cierto que parte de la culpa también corresponde a los supervisores de ATP y WTA, ya que las cuatro pistas carecían del fondo necesario para albergar partidos. Los jugadores se quejaron bastante por este hecho, pero el principal damnificado por ello fue un juez de línea. Recibió un tremendo raquetazo en la cabeza de un tenista que intentaba golpear una bola. La cosa se saldó con diez puntos de sutura, que bien se podrían haber evitado haciendo las cosas bien.

Las abejas no quisieron perdérselo
Una de las anécdotas del torneo sucedió el primer domingo de competición. La jornada ya estaba transcurriendo con dificultades por culpa de la lluvia en la pista 4, cuando un enjambre de abejas obligó a suspender definitivamente los partidos en esa pista. Sorana Cirstea y Alona Bondarenko se encontraban disputando la primera ronda cuando una abeja reina de se posó en la red. Al instante, el resto de abejas hicieron lo mismo formando un enjambre bastante importante. Rápidamente se desalojó la pista y se pusieron en marcha los bomberos para eliminarlo. Ni las abejas se quisieron perder el torneo.

El año que viene más y mejor
Madrid ha pasado la primera prueba de fuego de su nuevo torneo, aunque, como hemos apuntado, tiene todavía margen de mejora. En la edición del año que viene seguramente todo será mejor. Habrá cosas que cambien, los partidos pueden pasar a disputarse en la polémica pista de tierra batida azul, pero lo que se mantendrá inalterable es que en las instalaciones de la Caja Mágica se darán cita los mejores tenistas del momento. España tiene mucha suerte al poder contar con un evento de tal envergadura como este ‘Mutua Madrileña Madrid Open’.

Fuente de las fotografías:
ATP, WTA, Mutua Madrileña Madrid Open, Marca

Dejar respuesta