Explorando los ambientes Web 2.0

3
320

Marshal Mc Luhan decía que la globalización era la interacción humana a escala global generada por los medios electrónicos de comunicación. Y es cierto. La globalización abre las barreras del desarrollo cognitivo y emocional de todos los seres humanos alrededor del globo. Es el proceso cultural que nos transforma en una Aldea Global y que pone a nuestros pies la información de manera más inmediata. Esto lo corroboró a su tiempo Peter Drucker, al afirmar que la sociedad de la información transforma los mercados laborales.

De esta manera, el peruano Pablo Bermúdez, Director de Hashtag, la división Social Media de Corporación Pro (que desarrolla y asesora en ambientes Social Media), afirmó en un taller de Estrategias para Redes Sociales y Ambientes Web 2.0, que la Web se ha vuelto tan social que las comunidades y colaboración entre las mismas, ha llegado a una escala nunca antes vista. Y ése fenómeno conocido como “La tormenta perfecta” no debe revolcar sobre sus mares a quienes les cueste entender los nuevos adelantos, formas de comunicar y recibir información. Debemos aprender a sortear la ola: adherirnos a ella y empezar a mirar hacia un mismo rumbo.

Bermúdez se encarga de brindar auditorías a compañías y empresarios quienes desean lograr un gran impacto en la plataforma digital y estudiar los ambientes Web 2.0. El Ingeniero de Sistemas, profesor de postgrado del curso de Sociedad de la Información en Centrum Católica, profesor de gobierno electrónico para la Organización de Estados Americanos OEA y ex consultor en Tecnologías de la Información para el Banco Interamericano de Desarrollo, indicó en dicho taller que el consumidor activo y productor de contenido (prosumer) se encuentra cada vez más involucrado y apasionado en su comportamiento con entidades y marcas, en espacial con movimientos sociales como el cambio climático.

La posibilidad de que las personas, mediante la red, aprendan entre pares, hace del intercambio cultural, una fuerza para crear nueva información y distribuirla por todo el planeta. Como indicó: “no hay que ser el rey de las Redes Sociales para hacer un cambio en la red, sino hay que ser auténticos para modificar el mundo real”. Así mismo, sostuvo que “no se debe actuar de manera artificial en las redes sociales, ni hablar a cada instante sobre lo que hice o sobre uno mismo; debemos hablar de lo que hacen los demás y ser consistentes en todos los canales que tengamos (en la plataforma digital)”.

En una realidad donde la información atiborra a las personas, se debe tener una buena capacidad de discernimiento acerca de qué tipo de información es relevante y qué no. Si es verificable, al igual que las fuentes de la misma. Esa labor natural en los internautas debe ser orientada por comunicadores en las redes de compañías y marcas, informando con veracidad y a la vez con contenido entretenido y dinámico.

Por otro lado, para los que somos inmigrantes digitales, los dispositivos móviles como smatphones o laptops, son simplemente eso: dispositivos. Para los nativos, quienes tienen más desarrollada su cognición distribuida (inteligencia no sólo en la mente, sino distribuida en estos dispositivos o cuentas de correo, Facebook, etc.), los dispositivos son parte de ellos, una prolongación de su inteligencia. La tecnología se convierte, entonces, en extensión de nuestro cuerpo, mente o ser. Pero tengamos cuidado con la dependencia. La matriz central de donde toda información nace y se trata (y almacena) es el cerebro.

Fuente de imagen:
http://www.facebook.com/photo.php?pid=338060&fbid=146858505343852&id=107491169280586

3 Comentarios

  1. En efecto Christian… el mundo pasa por una de las transformaciones más importantes de la historia de la humanidad como muy bien lo ha resaltado Clay Shirky (@cshirky), pues la tecnología pasa a ser un commodity y lo que importa verdaderamente es (y en realidad siempre fue) el capital social de una empresa y de su ecosistema de stakeholders. Vivimos en un mundo donde lo más importante es nuestra capacidad de glocalización. Las nuevas tecnologías no son socialmente interesantes hasta que son tecnológicamente aburridas, es decir, hasta que todos las han aprendido a usar… es lo que pasó con el celular, la web o está pasando con las redes sociales… cuando fueron adoptadas masivamente se hicieron súper exitosas y ahora las marcas y las empresas quieren adoptar este movimiento como mercado. Sin embargo muchas empresas no entienden que no se trata de un mercado, es una cultura, una forma de ser y vivir… y he ahí la transformación, cuando la commodity culture debe adaptarse a la gift economy… cuando la empresa de convencional, es decir, atada aún a la sociedad industrial se transforma hacia una empresa 100% consecuente con la sociedad de la información, y más aún, cuando se transforma a sí misma y a cada uno de sus empleados y sobretodo a cada uno de sus directivos en verdaderos ciudadanos de la nueva web social o web 2.0.

  2. Completamente de acuerdo con el articulo y con el comentario de Pablo Bermudez, el movimiento tecnológico es netamente cultural. es como en el tema electoral, donde el pensamiento “tradicional” intenta penetrar las nuevas tecnologias para sostener la misma comunicacion que antes. Asi, el exito y el entendimiento del mensaje por parte de las personas se dificulta enormemente. Buena nota.

Dejar respuesta