Expediente Atlético

1
906

Es una historia larga y compleja. Para quienes no somos de esta religión, se torna fascinante. Sufridores por naturaleza, sin embargo es el tercer club de España con más títulos de Liga, el cuarto con más Copas del Rey y el tercero que más temporadas ha jugado en Europa. También ha sido campeón del Mundial de Clubes. Ha participado en las tres competiciones europeas: Champions, UEFA y Recopa de Europa. Y fue nombrado mejor club del mundo en agosto de 2011. Actualmente el estadio Vicente Calderón es su residencia habitual, con capacidad para unas 55.000 personas. Y se quedan cortos.

Ha sido creador de grandes jugadores y de maravilloso equipos. Grandes entrenadores han formado parte de esta gran familia. Bien, pues a pesar de todo el Atlético de Madrid es el misterio de la España futbolera. Todas o casi todas las temporadas forman una gran plantilla, los periodistas deportivos (duchos en lanzar las campanas al vuelo) siempre lo tildan como el mejor Atlético posible. Y no dudan en asegurar que esa temporada será grande para este equipo.  A las dos semanas de competición, como siempre, ya han cambiado el discurso.

Desde que yo tengo memoria he visto lo mejor y lo peor de este histórico equipo. Les vi bajar a segunda, les vi ascender a primera, les he visto ganar con buen juego y por supuesto perder de la manera más tonta. He visto jugar a grandes como: Paulo Futre, Kiko Narváez, Fernando Torres, Simeone, Caminero, Molina, Vieri, Juninho, etc. Y algunos que no pude ver en su momento: Schuster, Luis Aragonés, Gárate, etc. Entre otros muchos. En esta casa se ha cuidado mucho la cantera, de hecho, uno de los mayores regalos de los indios al Madrid fue Raúl González Blanco. Hubo alguno más como Solari. Pero no se trata de esto.

Todo comienza el 26 de abril de 1903, un grupo de estudiantes vascos de la Escuela Especial de Ingenieros de Minas, formado por: Ramón de Arancibia y Lebarri, Ignacio Gortázar y Manso, Ricardo Gortázar y Manso, y Manuel de Goyarrola y Alderna, junto con otros compañeros madrileños de la Escuela, decidió fundar un equipo sucursal del Athletic Club de Bilbao en Madrid, el cual se denominó Athletic Club de Madrid. Ambos clubes no podían enfrentarse en partidos oficiales al ser considerados el mismo club. El primer presidente del Athletic Club de Madrid fue Enrique Allende, quien dejó el cargo el mismo año, siendo sustituido por Eduardo de Acha. Años más tarde se fusionaría con el Aviación Nacional por problemas económicos, así el nombre pasaría a ser Athletic Aviación Club. No llegaría ser el Atlético de Madrid hasta el año 1947. Habiendo conseguido su primera Liga en 1940.

La rivalidad entre blancos y rojiblancos (en sus inicios blanquiazules) nace en 1905 con el primer derbi de la historia madrileña. Desde entonces suman unos 143 enfrentamientos. La rivalidad geográfica era clara, sin embargo hay un componente más sicológico. Al Real Madrid se le presupone una afición de clase alta y con poder, mientras que a los colchoneros se les supone una clase obrera y pobre. Es como en el caso del Sevilla (para ricos) y el Betis (para pobres). Añadiendo la típica frase, acuñada en el franquismo, de que el Real Madrid es el equipo del poder. Falso, dado que seguramente Franco no era madridista (más bien del Deportivo) y sus Majestades los Reyes hacen más gala de ser rojiblancos que blanquitos.

El último gran éxito fue el doblete de la temporada 2009/2010. Ganaron la UEFA Europa League  y la Supercopa de Europa. Al frente del cuerpo técnico un gran entrenador, cuestionado en muchas ocasiones, Quique Sánchez Flores. Con un buen equipo, una delantera famosa (Kun Agüero y Forlán), volvieron a dar una alegría a su afición. Pero debe ser que en esta casa, las alegrías duran poco. Llegó el verano y el drama con él, la delantera quería irse, Forlán y Quique no se aguantaban, el Kun casi se vuelve blanco, los problemas económicos asedian a la presidencia y la familia Gil es criticada por el personal. Al final acabo de la manera menos beneficiosa. Ambos delanteros se marcharon, entre otros, y el entrenador también. Lo único que pudieron evitar fue el fichaje de Agüero por los madridistas.

Asombrosamente sacaron fuerzas desde la flaqueza, ficharon nuevos y buenos jugadores. Consiguieron a un ex residente del banquillo como entrenador: Gregorio Manzano. Y volvieron los cohetes a lucir alto en el Calderón. Duró poco. El inicio de temporada no ha podido ser peor y en el momento en el que parecía que retomaban el buen juego, contra el Udinese el pasado jueves en competición europea, volvieron a caer ante el Getafe. Asaltan las dudas sobre el entrenador, se rumorea que le han dado ya un ultimátum.  En verdad si se mira la clasificación tampoco van tan mal, son undécimos en liga y primeros en el grupo europeo. Lo que ocurre es que a la afición esto le suena repetitivo. No van tan mal, hasta que caen de nuevo. Desgraciadamente el Atléti parece experto en ello.

Por eso la gran pregunta ¿qué tiene este equipo para tener tan gran afición? Dicen que la del Madrid es fría, los que comulgamos de blanco somos de otra opinión. En primer lugar no estamos acostumbrados a perder, suena irónico si miras los últimos años de dominio culé, no hemos descendido jamás de categoría y nos han mal acostumbrado al buen juego. No somos de esas aficiones que se desgañitan y no existe nadie más crítico con el Real Madrid que un madridista. Porque llevamos muy clavada la exigencia y la calidad. Son maneras distintas de entender el fútbol. Sin embargo estos indios, colchoneros todos. Cantan durante casi todo el partido, tienen el ánimo siempre arriba y si se les habla del Madrid se ponen chulitos.  Más derrotas y decepciones que esta afición, no ha sufrido ninguna. Y ahí siguen. ¿Cuál será la habichuela mágica de este equipo?

Dicen, algunos, que Manzano dura hasta Diciembre si la afición no se cansa antes. Los madridistas más acérrimos  se jartan de cualquier amigo colchonero, hay muchos. Los que no somos ni unos ni otros, seguimos mirando de reojillo a este equipo. Tienen buen material para conseguir cosas, solo les falta ordenar tanto fichas como ideas. Soy de las que piensan que el entrenador no es adecuado y que perder a Quique fue un error garrafal por intentar mantener a un Forlán mucho más dispuesto a irse. No me veo capacitada para hacer un pronóstico, no soy Raphel. Pero me da en la nariz que si este Atlético remonta tiene más posibilidades en Europa que en la liga, también pienso que Manzano o hace magia o no dura. Tan capaces son de asombrarnos a todos como de verificar los malos presentimientos. Seguirá siendo un expediente X, digan lo que digan.

                Fuentes de las imágenes:

1 Comentario

Dejar respuesta