Exhibición blanca en el Palacio

0
71
Rudy Fernández (28) fue uno de los jugadores más destacados en la victoria contra el Bayern Múnich. Foto: Mangass (wikimedia)
Rudy Fernández (28) fue uno de los jugadores más destacados en la victoria contra el Bayern Múnich. Foto: Mangass (wikimedia)

El Real Madrid de Pablo Laso suma y sigue. Y no se cansa. Ni los aficionados nos cansamos de verlo. Y menos aún cuando juega de esta forma. 111-87 el pasado miércoles contra el Bayern de Munich.

Espectacular actuación madridista, que cosecha con ésta treinta victorias consecutivas. Y además lo hace a lo grande, igualando su mejor anotación en un cuarto, con 41 tantos, consiguiendo superar la centena de puntos por cuarta vez en lo que va de temporada, igualando su mejor anotación de esta campaña, con 111 y el mejor de las últimas cinco temporadas en la Euroliga.

Y eso que empezó flojo, sobre todo en defensa, permitiendo al conjunto alemán sentirse cómodo en la cancha, dominando en el rebote y frenando el juego blanco. En el segundo cuarto Laso daba entrada a Carroll, y con él, Rudy y Mirotic el Real Madrid empezaba a funcionar. Los 11 puntos de Sergio Rodríguez y los 9 de Reyes, además de su gran trabajo defensivo hacían que se igualara la balanza, llegando incluso a ponerse 1 arriba al descanso (48-47), con un triple casi sobre la bocina, marca de la casa, del Chacho.

Lo que viene ahora solo tiene un color, el blanco. Recital ofensivo de un Real Madrid que dio su mejor versión también en defensa. Más de 20 puntos en apenas 5 minutos y el partido ya estaba roto, a favor de los locales. El Bayern intentó mantener el ritmo marcado por los madridistas, pero ese ritmo está al alcance de muy pocos. En los 20 minutos de la segunda mitad el equipo conseguía anotar 72 puntos, y Rudy se marcaba un 30 de valoración, con 24. 19 para el Chacho y Mirotic con 16 para firmar la primera derrota del conjunto alemán en el Top 16.

El Real Madrid se lleva el liderato del Grupo F con un 3-0 y, sobre todo, recuerda quién manda en Europa.

Dejar respuesta