Europa vuelve al caos

0
259

Pedía una canción española que construyeran un puente desde Valencia hasta Mallorca. Decía que sería maravilloso el poder ir a una isla sin tener que coger un barco o un avión. Qué locura, se puede pensar, pero el túnel que cruza el Canal de la Mancha para unir Gran Bretaña con Francia no queda muy lejos de esa idea.
Pues bien, ese túnel es la única escapada que tienen los ingleses para salir de la isla en caso de que ocurra algo. ¿El qué? Cualquier cosa. Por ejemplo, que el volcán Eyjafjalla entre en erupción y la nube provocada se desplace hasta Europa. Ha ocurrido, sí; un volcán del que poca gente conocía su existencia ha puesto en jaque a toda la Unión Europea. Y los únicos que han tenido escapatoria han sido los ingleses.

Hace no muchos meses, un temporal de nieve ya avisó de la falta de preparación que tienen los países europeos ante una crisis. En ese caso, el mal tiempo paró casi todo el continente, detuvo trenes y las carreteras se colapsaron, pero siempre quedaba la opción del avión. ¿Seguro? No. Los aeropuertos no estaban preparados para aguantar el temporal.

En este caso han sido los aviones los que se tenían que detener. La imposibilidad de volar con una nube volcánica que podía romper los motores ha provocado que veamos cómo cientos de vuelos se cancelan y se pierden millones de euros. Aceptamos que esto pueda pasar. Es, al fin y al cabo, un acto de la naturaleza que puede llegar a ocurrir, pero la vida tiene que seguir y los pasajeros que debían haber cogido el avión tienen que poder llegar a sus destinos.

Y ahí está el problema. Cuando se cancela un avión no hay un plan B; y eso es lo que hay que plantearse realmente. ¿Por qué no hay un tren que conecte Madrid con París? Porque las vías de Francia y de España no son las mismas y hay que cambiar de tren en la frontera. ¿Y por qué no se utilizaron los mismos raíles en su momento? Se puede decir que sería demasiado costoso cambiarlo ahora todo y unificar los criterios, pero el caso es que se siguen construyendo vías y siguen sin unificarse.

Quizás no merezca la pena económicamente ni plantear la opción de construir un tren similar al AVE que una Madrid con París, porque el avión une las dos capitales en mucho menor tiempo, pero debería existir la posibilidad de que estas dos ciudades se unan por ferrocarril. No decimos que haya un tren que salga cada día, sino que existan los raíles para que se puedan usar en caso de emergencia. ¿Y se va a realizar una inversión tan grande sólo para las emergencias? No, porque se pueden usar los trenes como mercancías y así evitar los cientos de camiones que circulan por las autovías destrozando el asfalto.

El caso es que, por unos motivos o por otros, la Unión Europea ha visto cómo sus integrantes han tenido que detener sus actividades en dos ocasiones en lo que va de año. Y sin embargo no aprenden, ni aprenderán de lo sucedido.

Dejar respuesta