Europa provee ayuda económica a Malí

0
208

La Unión Europea (UE) acordó el pasado miércoles 15 de mayo una ayuda económica para la reconstrucción de Malí a cambio de reformas democráticas. Después de Francia España es el país europeo al que más le afecta la situación de desestabilidad en el país africano debido a su dependencia energética de la región.

Mezquita de dejene. Por Ahmed Holland

Con estas medidas Bruselas busca normalizar la situación de África occidental que en los últimos años lleva soportando crisis alimentarías, desestabilidad política, conflictos armados y la emergencia de núcleos terroristas. La UE aportará 520 millones de euros durante los próximos dos años para apoyar el desarrollo de Malí. García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores, se ha comprometido a donará 18 millones entre este y el año que viene.

La situación humanitaria en el país africano es crítica, un tercio de los malienses del norte se han visto obligados a desplacerse y ahora viven como refugiados en países vecinos como Mauritania. Estas donaciones llegan solo unos meses después de las numerosas intervenciones militares francesas en el norte de Malí, donde detuvieron el avance de tres grupos salafistas.

Mali espera elecciones en julio. La inestabilidad en Mali ha causado cierta inseguridad energética al haber servido de pasaje a los grupos terroristas hacia países proveedores como la vecina Argelia. Después de Rusia y Noruega, Argelia es el país que más gas proporciona al continente Europeo, los expertos hablan de la “tormenta perfecta” si Mali siguiera sirviendo de base para grupos armados como los que han asaltado destilerías de gas y secuestrado a trabajadores en el ultimo año. Miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es también uno de los principales productores del crudo que compran países como España.

Francia ya ha comenzado a retirar sus tropas, que llevan combatiendo islamismo radical desde comienzos del 2012. Las tropas francesas, en colaboración con el ejercito nacional y los tuareg, consiguieron expulsar a los grupos radicales que se hicieron con 830.000 kilómetros cuadrados del norte del país. La muerte del líder de Al Quaeda en el Magreb en febrero fue clave para el éxito de la misión.

La intervención en la ex colonia francesa, en la que España participó, no cumplió las condiciones sugeridas por el Consejo de Seguridad de las naciones Unidas (ONU), que mantenía que la misión había de ser liderada por países Africanos. Debido a si situación geográfica entre cinco países, el vasto territorio de Malí se ha convertido en los últimos años en el centro de la crisis del Sahel.

Dejar respuesta