Estrofas de cariño y devoción a corazón abierto

1
416

Vanesa Martín presentó en directo la reedición de su último disco, Trampas, el pasado 17 de junio en la Sala Penélope de Madrid ante más de mil fans entregados y arropada por una excelente banda. El concierto comenzó poco antes de las diez de la noche con un recinto completamente lleno, que contó entre sus asistentes con la artista Chenoa como invitada especial.

Unas horas antes del recital de la cantante y compositora malagueña, ya se olía a lleno absoluto por la larga cola que había a las puertas de la discoteca Penélope. Cientos de fans incondicionales esperaban impacientes la apertura de puertas, nerviosos ante lo que iba a ser la presentación oficial en directo del segundo trabajo discográfico de Vanesa Martín en Madrid.

Con las entradas agotadas esa misma tarde, la artista andaluza se subió al escenario capitalino minutos antes de las diez de la noche para ir desgranando cada uno de los temas que componen su segundo disco, Trampas, coreados a cada instante por un público incondicional en su mayoría femenino. Comenzó el concierto igual que lo hace su álbum, por la canción que le da nombre y espíritu al mismo, poniendo trampas musicales al público y envuelta por una banda de músicos sobresalientes.

Vanesa Martín dio el pistoletazo de salida con varios temas de su nuevo trabajo discográfico, con una sonrisa emocionada y con una voz privilegiada que atesora una brillantez envidiable. También tuvo tiempo de repasar su anterior largo, Agua, con canciones como “Aún no te has ido”, “El tren de la cordura” o “Lluvia”. Pero se metió en el bolsillo a todo el personal de forma definitiva con su último single, “Caprichoso”, cuando el espectáculo aún se encontraba en el meridiano.

Poco después la malagueña mostraba en directo “Perdiendo el equilibrio”, el tema inédito que contiene la reedición de su último disco, algo que agradecieron los asistentes con una ovación dedicada. Después llegó una emocionada versión de “Hago música” para emprender la recta final de su espectáculo melódico, en el que también estuvieron presentes canciones como “Nadie más que tú”, “Aquí y ahora” o “Déjame a mí”.

El público pidió más y Vanesa ofreció hasta dos bises en los que orquestó canciones que contienen estilos musicales como el pop, el rock o toques de ritmos latinos. Uno de los momentos más aplaudidos del concierto llegó con el tema “No matemos el tiempo”, en el que la cantautora andaluza demuestra el amor que siente hacia su abuela, dedicándole estrofas de cariño y devoción a corazón abierto, aunque lo hiciera en esta ocasión con risas cómplices hacia su guitarrista.

Vanesa Martín cerró su actuación en Madrid con una nueva interpretación de “Trampas” tras dos horas de concierto, finiquitando con honestidad el paso por la capital de su tour “Haciendo Trampas”, con sinceras composiciones desgarradas y una inspiración que convierten a esta artista en una de las grandes cantantes y compositoras del territorio nacional, aplaudida por un número de seguidores cada vez mayor, premiada por los medios especializados y querida por otros muchos artistas de avalada categoría como David DeMaría, Chenoa o Pastora Soler.

Textos: Óliver Yuste.
Fotografías: Carmen García Pintado

Compartir
Artículo anteriorA mitad de camino hacia Plutón, la sonda “Nuevos Horizontes” va a ser “despertada” en un “exótico territorio”
Artículo siguientePrimero la tempestad y después Toundra

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.