Estados Unidos se salva del abismo fiscal

0
66

Tras varias semanas de negociaciones, el Senado norteamericano ha aprobado el acuerdo para evitar el abismo fiscal. La votación tuvo como resultado 257 votos a favor frente a 167 en contra. De los favorables hay que decir que fueron un total de 85 votos republicanos los que dieron el sí a la reforma planteada por el presidente Obama.

WashingtonLa principal medida que se llevará a cabo será una subida de impuestos para los más ricos, concretamente para aquellos ciudadanos que ingresan más de 450.000 dólares anuales, que suponen un 2% de la población total de Estados Unidos. Esta, supone la mayor subida de impuestos de las últimas dos décadas en este país, algo que choca con la política republicana, contraria siempre a subidas de impuestos. Por su parte Obama, con esta medida, cumple con una de sus promesas electorales para las elecciones del pasado 6 de noviembre.

Sin embargo, no todo pueden ser buenas noticias, ya que hay quienes creen que este aumento de impuestos repercutirá en el crecimiento del consumo durante 2013. Además, no supone la mejora definitiva que Estados Unidos necesita ya que en un plazo de dos meses alcanzarán su techo de deuda, lo que hará que el Estado se quede sin dinero para pagar a sus empleados y proveedores. Por otra parte, los recortes también se aplazan dos meses.

Algo que sí está claro es que el acuerdo elimina el peligro de una nueva recesión económica en Estados Unidos y, por ende, una crisis en el resto del mundo. Hay que añadir que, a pesar de las felicitaciones al gobierno estadounidense, el FMI (Fondo Monetario Internacional) considera insuficiente la ley aprobada para salvar el abismo fiscal. Su portavoz, Gerry Rice, aseguró el pasado jueves que considera “esencial” que Estados Unidos aumente rápidamente el límite legal de su deuda pública y que los legisladores eliminen las “deudas restantes” en cuanto a la evolución del presupuesto del Estado federal a corto plazo.

Finalmente el acuerdo ha llegado y Winston Churchill tenía razón “siempre podemos confiar en que los americanos harán lo correcto, pero solo después de haber agotado el resto de opciones”. Así, tal y como pronunció Obama en su discurso, tomando prestadas de Churchill estas palabras, se evita el abismo fiscal. Sin embargo, la solución definitiva aún está por llegar, esperemos que, como se espera, los americanos hagan lo correcto.  

Dejar respuesta