Espectáculo en las primeras jornadas de la Vuelta

0
53

Con la carrera recién llegada a Galicia, donde aguardan días montañosos y la decisiva contrarreloj que discurrirá entre Cambados y Pontevedra, se adivina un podio en el que estarán, si no media desfallecimiento o desgracia física, Joaquim Rodríguez, Chris Froome, Alejandro Valverde o Alberto Contador. Estos cuatro corredores están animando una ronda en la que ha reaparecido el otro ciclismo, el del espectáculo sin especulación, el de los ataques sin control táctico.

‘Purito’ Rodríguez está siendo una de las sensaciones de la Vuelta 2012

Esta Vuelta engancha. El póquer de ciclistas que dirimen sus fuerzas en la carretera vuelve a concitar público en las cunetas y reúne a los aficionados delante de la televisión. Mientras que el Tour de Francia y el Giro de Italia acostumbran a diseñar una primera semana de carrera monótona y con jornadas condenadas a previsibles llegadas masivas, la Vuelta busca finales alternativos con rampas explosivas. En la ronda española no se respetan sagrados calendarios ni heredadas estructuras de carrera. En la Vuelta, la tercera etapa puede terminar en una cota de primera categoría, como en esta edición ha sucedido con la llegada al santuario de Arrate en Guipúzcoa.

El trazado ha discurrido por carreteras propicias para la práctica del ciclismo. Se han seleccionado caminos estrechos, revirados, sinuosos y con un pavimento irregular. También cabe poner en el haber de la organización la elección para albergar etapas, por segundo año consecutivo, del País Vasco. Incluso Andorra, tradicional final que otros años recibía la carrera con grandes puertos y poco fervor, este año dio una cálida bienvenida a la Vuelta. Venció Alejandro Valverde en el Col de la Gallina una etapa diseñada por Joaquim Purito Rodríguez, que también vio ataques de Chris Froome y Alberto Contador. Una perfecta metáfora del discurrir de la competición en esta primera mitad: los grandes atacando, los grandes luchando.

Las discutibles bonificaciones de final de etapa, premios que Tour y Giro ya eliminaron, han convertido a Purito Rodríguez en el líder cómodo de una carrera donde se adivinan dos claros patrones y otros dos evidentes candidatos a desbancarlos. Chris Froome y su equipo, el Team Sky de Sergio Henao, Rigoberto Urán, Ian Standard y Richie Porte se consolidan como los más capacitados para gobernar el discurrir de la ronda española. Froome se consagra así como la gran aparición en el ciclismo de elite en el último año. Lucha Contador contra el inglés en busca de ser el jefe de la carrera. El español del Saxo Bank ha alternando días de ataques feroces, como en Arrate o Andorra, con jornadas en las que ha dejado dudas perdiendo algún segundo, como ocurrió en el final en Jaca.

Purito tiene en los kilómetros contrarreloj venideros su gran dificultad para mantener el jersey rojo. El corredor catalán, segundo puesto en el último Giro, luchará por mantener su ventaja de alrededor de un minuto cuando la carretera se ponga mirando al cielo. En su mejor nivel parece estar Alejandro Valverde, que acumula días de competición en este 2012 de reaparición tras la sanción que le ha mantenido dos años sin competir. El murciano, que marcó sus dos picos de forma en primavera, coincidiendo con las grandes clásicas centroeuropeas, y en julio, con el Tour de Francia, se ha impuesto en dos etapas y solo una caída por un polémico abanico camino de Valdezcaray le impide estar más cerca. La duda sobre ambos es si podrán resistir hasta el final.

La primera parte de la competición también ha tenido al calor como protagonista, amén de las cuatro victorias al esprint del poderoso velocista alemán John Degenkolb, del equipo Argos Shimano. Llegado el ecuador de la Vuelta, la segunda y tercera semana decidirán un podio que hoy se discute en unos pocos segundos. Será el momento de las grandes gestas. Contador, que va acumulando kilómetros y días de competición, espera su momento.

Fotografía: Katusha Management SA

Dejar respuesta