Españoles de corazón mexicano

2
220

Desde el pasado 27 de octubre y hasta finales del próximo mes de enero, la exposición El exilio español en la ciudad de México. Legado cultural se podrá visitar en el Museo de la Ciudad de Madrid. Organizada en una sola planta, dividida en sectores donde al pasear se irá avanzando por el tiempo. La sala, en tonos grises y ambiente algo oscuro, hace que se viaje hasta los años del exilio republicano español. Colores morados impregnando las paredes y pantallas gigantes en varios puntos de la sala donde podrán contemplarse documentales o escuchar música adaptada a cada sección. Todo ello a la par que se disfruta de objetos u obras artísticas allí presentados.

Llama la atención la colocación de la colección. Al ser material de diversa índole (fotos, pinturas, maletas y hasta incluso el vestido de novia de la esposa de Azorín), la forma de la exposición es heterogénea, teniendo tan solo como unión el tema y los colores grises y morados. Las paredes no pasan desapercibidas, ya que juegan un gran papel al contar, plasmar y narrar relatos del exilio en México. Vale la pena admirarlas y observar al detalle cada recorte de periódico en ellas impregnados.

Fotos de Robert Capa, obras publicadas por la Casa de España en México, álbumes de facsímil realizados por los refugiados como obsequio al embajador o el diario de Serna Alba son algunos de los grandes tesoros que se pueden saborear. La exposición cuenta con subdivisiones como los primeros refugiados, la huída, el fin de la guerra civil, la labor de los organismos de ayuda o la defensa republicana y la cultura española entre otros.

Material tratado de manera exquisita que te aproxima al tiempo del exilio en México. Para poderse introducir más en el lado humano de la exposición, en la pared hay frases de personajes célebres o de madres intentando localizar a sus hijos que te muestran lo vivido por los españoles durante aquellos años. Una de las más impactantes es aquella que reza “El café Tupinamba siempre estaba lleno de españoles (…), todos esperando a la caída de Franco”.

Al final de la exposición, que degustando cada objeto podría tardar en visitarse algo más de 90 minutos, queda hueco para el agradecimiento al presidente que ayudó a los españoles allí refugiados. Lázaro Cárdenas tiene un pequeño rincón donde queda bien claro que siempre estará en la memoria de los exiliados. Una manera muy peculiar donde el visitante puede dejar su huella, anotar sus impresiones o destacar a aquellos que ayudaron a sus ascendientes. Quien visite la exposición comprenderá cómo más de un español tiene un trocito de la tierra de las rancheras en su corazón, que en más de una ocasión no regresó a España y se quedó para siempre en México.

2 Comentarios

  1. QUIEN PUDIERA DAR A CONOSER MAS DE ESAS TERTULIA S EN LOS CAFES DE LA CIUDADA DE MEXICO EN LOS AÑOS DEL EXILIO NOSTALGIA POR SABER MAS HISTORIAS DE AQUELLA EPOCA QUE LE DIO VIDA AESOS LUGARES DE DISCUCION DE LA POLITICA DE AL POSGUERRA SOBRE TODO ESCRIBIR Y ENCONTRAR LITERATURA DE ESOS LUGARES CON SUS HISTORIAS INTIMAS PARTICULARMENTE DE LAS CALLE SDE LOPES AYUNTQAMIENTO YARTICULO 123 BOLIVAR Y DE TODOS Y CADA UNO DE ESAS TERTULIAS VIVIDAS DE LA EPOCA

Dejar respuesta