España vuelva a su estilo y golea a Irlanda

0
77

La selección española venció contundentemente a la República de Irlanda por cuatro goles a cero en el Arena Gdańsk y ya es líder en solitario del grupo C tras el empate entre Italia y Croacia. Fernando Torres, que partió como titular, se erigió como el protagonista del partido con sus dos goles. Irlanda queda eliminada de la Eurocopa, pero antes deberá jugar su partido ante Italia, que se juega su pase a cuartos.

Vicente del Bosque no dudó esta vez por apostar al caballo ganador. No tenía sentido seguir insistiendo por un asunto que se había convertido ya en materia de Estado y menos aún ante el combinado irlandés. Y lo cierto es que el partido no pudo empezar mejor para los intereses de ‘La Roja’. A los cuatro minutos, Fernando Torres se encargó de despejar las dudas sobre su sequía, el tema del ‘9’ y el juego de España. El madrileño recogió un balón suelto en el área y soltó un zarpazo que, pese a ir centrado, fue un misil para Shay Given. En la celebración, recado para sus detractores llevándose la mano al oído.

A partir de ese momento, la selección española se encontró con el partido que quería. Uno a cero y adiós ansiedad. Tampoco al equipo de Giovanni Trapattoni le entraron las prisas ni amagó con salir de la cueva. Los irlandeses mostraron muy poca resistencia y los futbolistas españoles estaban encantados con el ofrecimiento. Andrés Iniesta y David Silva formaron una dupla de ensueño, triangulando y tratando de mover a los rocosos defensores irlandeses, mientras que Torres se ofrecía aprovechando los espacios. Justo lo que faltó ante Italia.

La primera mitad pudo acabar con más goles, todos del bando español, pero ambos equipos prefirieron bajar las armas hasta el segundo tiempo. España se estaba reencontrando a sí misma, con su juego alegre, de toque, siempre en el área rival. Jordi Alba se mostró muy incisivo en el flanco izquierdo. El valencianista crece a pasos agigantados y resulta difícil recordar que aún no haya llegado a las diez internacionalidades. Trapattoni también se lo pensó dos veces con la alineación y jugó sólo con Robbie Keane, dejando a Kevin Doyle, el segundo punta, en el banco por el más correoso Simon Cox.

En la reanudación, más de lo mismo. Irlanda se conformaba con el marcador, mientras que la ‘marea verde’ disfrutaba con las escasas sacudidas irlandesas y el juego de España. En el minuto 49, David Silva anotó un espléndido gol, ajustado y con el interior, fuera del alcance de Given para la tranquilidad de ‘La Roja’. El canario anotaba, de esta manera, su decimoséptimo gol con la selección. Xabi Alonso dejó su puesto a Javi Martínez y el juego de la selección no se vio afectado. En una de las constantes llegadas de la selección, Xavi se sacó un chut que muchos –incluido él mismo– cantaban ya como gol, pero Given no se quedó atrás y realizó la que tiene todas las papeletas de convertirse en la parada de la Eurocopa por su espectacularidad.

Cinco minutos después, Torres anotó el tercer tanto del equipo de Del Bosque tras culminar un mano a mano con el meta irlandés del Aston Villa. Lo necesitaba el delantero de Fuenlabrada y se le notaba en la mirada. En su lugar entró Cesc Fábregas y el ‘9’ del Chelsea se llevó la ovación del Arena Gdańsk, mientras que Iniesta se llevó otra cuando en el minuto 80 dejó su puesto al malaguista Santi Cazorla, que debutaba en esta Eurocopa. Por inercia España continuaba provocando peligro en el área rival y en el saque de un córner, Cesc se hizo con un balón escorado y con un rabioso zapatazo hizo el cuarto, también con celebración contenida.

Finalmente la República de Irlanda dice adiós a la competición y se llevó la goleada de lo que llevamos de Eurocopa –y de su historia en este torneo– con un fútbol muy limitado que nada pudo hacer ante los de Del Bosque, que ganaron con el 66% de la posesión ante el 34% de los verdes en un partido sin demasiada exigencia para España, que jugará el lunes ante Croacia nuevamente en Gdańsk.

Croacia deja a Italia sin fiesta

Antes, en el estadio Municipal de Poznań, Croacia dio la sorpresa ante Italia al empatar a un gol y dejar tocado anímicamente al combinado de Cesare Prandelli. Pese a ello, es Croacia quien tiene más complicado pasar a cuartos ya que deberá enfrentarse a España, mientras que Italia lo hará con Irlanda, ya eliminada. Es cierto que un empate a dos, como ha señalado con picardía Gianluigi Buffon, entre balcánicos y españoles les clasificaría a estos dos últimos, pero, salvo sorpresa, se presenta poco probable.

El partido de Poznań comenzó con una Italia muy ‘mandona’, con unos activísimos Cassano y Balotelli, desaparecidos por completo en el partido ante España. Sin embargo, ayer tuvieron mucha más presencia ante un equipo de evidente peor nivel que la vigente campeona. Ambos combinados se presentaron sin novedades en sus esquemas, pero el centro del campo italiano se terminó imponiendo al más que aceptable mediocampo croata.

Si en la pasada jornada fue Andrei Shevchenko quien rescató a Ucrania, esta vez fue Andrea Pirlo quien apareció para adelantar a los ‘azzurri’ con un magistral lanzamiento de falta. Stipe Pletikosa llegó a tocar el balón, pero no pudo hacer nada más pese a que minutos antes había sacado dos balones a bocajarro.

En la segunda mitad, las cosas comenzaron a igualarse un poco más, con Italia más contemplativa pese a que Prandelli introdujo cambios ofensivos con el 1-0. No le gustaba tener a Croacia, un equipo de calidad, tan cerca en el marcador. Retiró primero a Thiago Motta para dar entrada a Riccardo Montolivo, centrocampista de la Fiorentina ya fichado por el Milan, y retiró a Balotelli por Di Natale. El delantero del Manchester City, por cierto, recibió el lanzamiento de un plátano por parte de un sector de la afición ‘ajedrezada’ ya que, como era de esperar, alguien quiso probar las declaraciones del delantero italiano de origen ghanés cuando aseguró que si alguien le lanzaba un plátano durante la Euro “iré a la cárcel, porque lo mataré”. Suerte que ‘Supermario’ no vio la polémica fruta.

En el minuto 72, el ‘otro’ Mario, Mandžukić, hizo su tercer gol de la Eurocopa al controlar un difícil balón y enviarlo junto al palo cerca de la escuadra. Un golazo que confirma el dulce momento del delantero del Wolfsburgo, pichichi junto a Dzagoev y Mario Gomez, y se convierte, de momento, en la revelación del torneo. Italia no había matado el partido y lo pagó ante los croatas, que cuenta con futbolistas muy talentosos, y ahora le entraban las prisas. Poco después el polémico colegiado inglés Howard Webb anuló una jugada a Di Natale por fuera de juego que no era, aunque el lanzamiento del ariete del Udinese se perdió por la línea de fondo.

Una vez más, una de las favoritas, Italia, contra las cuerdas en esta Eurocopa, como le está ocurriendo a la subcampeona del mundo Holanda. El juego transalpino es un verdadero avance con respecto a los últimos años como se demostró en el partido ante España y ante Croacia deslumbró por momentos, pero Cassano y Balotelli, pese a haber mejorado, tienen la pólvora mojada y no marcan las diferencias en el ataque italiano. Se la jugará el equipo de Prandelli, tetracampeón del mundo, en la última jornada, como tantas otras veces a lo largo de su ya dilatada historia, y ante un viejo conocido: Giovanni Trapattoni. Pero darán guerra y, salvo hecatombe, se meterán en cuartos, donde ya pasará de todo. Italia siempre será Italia.

 

Imágenes: Joselix/afeali01

Dejar respuesta