España vence a una previsible Alemania

0
198

El pasado sábado tuvo lugar la segunda jornada del Campeonato de Europa de Naciones en la que la selección española de rugby se impuso a Alemania (22-11) en un abarrotado campo Central de la Ciudad Universitaria.
España volvió a encontrar la senda del triunfo ante 10.000 espectadores que llenaron, charanga incluida, las gradas del Central para animar a los suyos tras la dolorosa derrota infligida una semana antes en Moscú frente a una potente selección rusa. Tras un inicio titubeante y con un juego poco vistoso, los del quince del León supieron sacar adelante un encuentro áspero y trabado en el que nunca tuvieron control absoluto del mismo.

Comenzaron adelantándose los alemanes virtud de un golpe de castigo transformado por su apertura Wiedeman, pese a que la apuesta por el juego ofensivo la realizó desde el inicio el combinado nacional. Tras el varapalo inicial, los pupilos de Ged Glynn supieron rehacerse y el debutante Camile Riu, de apenas 1,70 metros y 70 kilos, anotó nueve puntos seguidos para poner 9 a 3 por delante a España cuando se cumplían 20 minutos de juego.

Pero poco duró la alegría para España que veía como Alemania, otra vez Wiedeman, acortaba diferencias en el marcador luego de interceptar un complicado pase por la espalda al zaguero español, César Sempere, para posar el oval junto al banderín y conseguir el primer ensayo de la tarde.

El ensayo alemán espoleó a los leones, quienes comenzaron a usar con mayor solvencia la velocidad de sus tres-cuartos. A falta de dos minutos para el descanso, un impecable saque de lateral de la delantera española, faceta de juego que dominó a la perfección durante todo el partido, era aprovechado por el madrileño Javier Canosa que servía un balón sobre la defensa al ala Nacho Martín, logrando así un ensayo de bella factura. Tras la transformación, 16-8 para España y así se llegaba al descanso.

En la reanudación España lo siguió intentando con ahínco, pero el partido se trabó más si cabe y los puntos sólo llegaron tras los constantes golpes de castigo sancionados a los dos equipos. Alemania acarició el ensayo en dos ocasiones pero su rugby ofensivo se demostró muy predecible para la defensa española que achicó balones sin problemas.

Al final 22-11 en el luminoso y como notas destacadas los 17 puntos del debutante Riu y el efectivo trabajo de la delantera en los saques de lateral. En el debe de la selección queda el no haber sabido “matar” el partido en una propicia segunda mitad.

El próximo compromiso de la selección española será el 2 de Febrero, también en el Central de la Universitaria, frente a Rumania. Con una derrota y una victoria en su casillero, España intentará dar la sorpresa ante la selección del Roble puesto que la presente edición del Campeonato de Europa es clasificatoria para el Mundial de 2011 que se disputará en Nueva Zelanda.

Fuentes de las imágenes:
Federación Española de Rugby http://www.ferugby.com/

Dejar respuesta