España supera a Rusia rumbo a las semifinales del Europeo sub 18

0
90

La selección española de rugby sub 18 venció a Rusia (34-14) en el partido correspondiente a los cuartos de final del Campeonato de Europa. Tras la victoria cosechada en el estadio Nacional Complutense, España se medirá con Alemania por un puesto en la final y un ascenso de categoría que le permitiría compartir división con las selecciones históricas del Viejo Continente.

España comenzó con buen pie el Europeo sub'18

El XV del León sub 18, recién ascendido a la segunda categoría del rugby europeo, puede soñar con llegar a la elite. Los cachorros españoles pasaron por encima de un conjunto ruso más poderoso físicamente. La primera mitad fue un monólogo, un recital ofensivo de La Rojita del balón oval. El cuadro dirigido por Paco González jugó durante toda la primera mitad en campo rival. Tres ensayos en media hora, juego abierto y dinámico, y una zaga y unos tres cuartos veloces fueron las señas de identidad de un equipo tan ancho como profundo, capaz de desarbolar por completo a la defensa rival.

Se adelantó la selección española por medio del zaguero Jorge Gorostiza, que convirtió un golpe de castigo. Poco después, en pleno festival español de juego a la mano, el medio melé David Taverne ensayaba reptando por la hierba. Pese a la ventaja, España no se relajó y la tensión de su juego fue en aumento. Una patada de Gauthier Minguillon a la espalda de la zaga rusa fue capturada por Gorostiza, que instauró la primera ruptura clara en el tanteo del partido (15-0). El segunda línea Toby Parffit aumentó las distancias para los jóvenes leones tras ensayar, muy esquinado, en el saque de una ‘touche’.

En el minuto previo al descanso, España cometió su único error dentro de la línea de 22 rusa, que terminó con un ensayo del tercera línea Bogdan Fedotko tras un veloz contraataque de los Osos. Limaba la diferencia Rusia, aunque el resultado al descanso era un perfecto reflejo de la superioridad local (20-7).

La segunda mitad empezó con España dominando y conjurando pronto cualquier atisbo de acercamiento ruso. Un ensayo tempranero del ala Juan José Piña volvió a estirar la ventaja. Mejoró, pese al mazazo, el equipo que vestía de blanco. Los cambios introducidos, con jugadores más veloces e incisivos, y la necesidad de sumar de cinco en cinco mostraron otra Rusia. Encontraron los Osos más rapidez, más voracidad, y ensayaron por medio de Valerii Morozov.

España acusó el bajón físico y optó entonces por mantener el control del oval, minimizando los posibles daños del conjunto de Europa del este. Las jugadas españolas dejaron de ser tan abiertas y la delantera, con un Daniel Stöhr inconmensurable, acaparó mayor protagonismo. Un ‘drop’ del apertura Pablo Fontes y dos golpes de castigo de Gorostiza pusieron el marcador definitivo (34-14).

Este martes, en Alcobendas, España luchará ante Alemania por un puesto en la final y un hueco entre la elite continental del rugby sub 18. En su enfrentamiento de cuartos, la selección teutona desarboló a República Checa por un contundente 46-0.

Fotografía: David Vicente Beato

Dejar respuesta