España se escribe con Pe

0
292

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood ha cerrado el plazo para recibir las votaciones que decidirán el futuro de la 79 edición de los Oscar, así que parece que la suerte de la primera actriz española nominada a estos premios está echada.

Desde que Penélope Cruz ganó el pasado enero el Goya a la mejor actriz y se anunció que estaba nominada al Oscar, los medios de comunicación de todo el mundo, pero especialmente los de España, no han dejado de hablar de ella.

Todos los programas de televisión y periódicos nacionales se han hecho eco de la noticia, y nos han inundado de programas especiales, suplementos e información sobre el tema. No es para menos, ya que es la primera  vez que una española compiten los Oscar americanos en la categoría de mejor actriz y por su actuación en una película de habla no inglesa.

Nunca hemos tenido una representación española tan relevante en estos premios de Hollywood ya que, pese a que Javier Bardem fue nominado en una ocasión, la película por la que fue nominado era americana. Y es indiscutible la importancia que esta nominación supone para el cine español y su presencia en el mercado norteamericano.

Sin embargo, no todo el mundo parece estar de acuerdo con que se eleve casi a la condición de diosa a una actriz que para muchos, no deja de ser una más y no la consideran merecedora de actuar como representante y embajadora de nuestro país.

Por su parte, y al parecer ajena a estas críticas, la actriz se prodiga en entrevistas, promociones y entregas de premios, e incluso se ha anunciado que bailará y cantará en el Festival italiano de San Remo.

No todo han sido malos comentarios, y desde que la película “Volver” desembarcara en Cannes en mayo de 2006, Penélope Cruz ha recibido una decena de premios y buenas críticas por su interpretación. Entre ellos, el Goya español, el premio de la Academia de Cine Europeo, y las nominaciones a los César y a los Oscar, que aún están por resolver.

Ante todos estos galardones, que se unen al premio de ser la protagonista de la nueva película que rodará Woody Allen, poco parece importar el no haberse hecho con el Bafta inglés ni con el Globo de Oro, que fueron para Helen Miren.

La actriz española se declara “feliz y orgullosa” por la nominación y asegura que ella ya ha ganado; pues parece ser consciente de que no hay mucho que hacer ante “monstruos de la interpretación” como Judi Dench, Meryl Streep o Helen Mirren.

Aunque todas las previsiones apuntan a que el Oscar se lo llevará ésta última, las quinielas no siempre aciertan y tendremos que esperar hasta el día 25 para ver quién se lleva el galardón.

Dejar respuesta