España se deja algo más que un Mundial en Maracaná

0
176

La selección española pierde ante Chile (0-2) y se convierte en uno de los primeros equipos en decir adiós al Mundial de Brasil 2014. Ayer era un día decisivo, una final, y la selección no fue ni estuvo en ningún momento en el partido, ya fuera por un bajón físico, anímico, o de ambos. Una eliminación que alzará las voces de una renovación generacional de jugadores o un cambio desde el propio banquillo.

Chile_EspañaEl equipo chileno ganó desde el himno y aquella pasión fue lo que después transmitió en el campo. Fuerza, garra, y que llegaban a todas. La revolución española que se preveía desde la goleada ante Holanda no llegó, solo con dos cambios al inicio: Javi Martínez por Piqué y Pedro por Xavi. Jugadores como Koke o Cesc Fàbregas se volvían a quedar en el banquillo.

Un partido que comenzó como se preveía. Chile apretando muy arriba, con una presión altísima a los defensores españoles para sacar el balón, que de nuevo no sabían reaccionar y mostraban muchas dudas atrás. Al igual que ocurrió en la segunda parte ante Holanda. España, fundida físicamente, y más desde el momento en que Vargas (minuto 20) se adelantó en el marcador. La salida de balón española, a cargo de Xabi Alonso y Busquets, degeneraba en una transición demasiado lenta y mermada que chocaba con la velocidad de reacción y coraje de la ‘roja’ chilena.

El primer tiempo se resumía en eso, un equipo con hambre contra un conjunto que se cansó de comer tras un Mundial y dos Eurocopas. Esto terminó de consolidarse en el minuto 43 con el segundo gol de Chile, que nació de los pies de Aránguiz. Un gol en el que posiblemente Casillas pudo hacer algo más, pero el español ya era un equipo roto que se terminó de hundir con la llegada del descanso.

Tras el receso y viendo el rendimiento de los jugadores españoles en la primera mitad, se esperaba una segunda ‘revolución’. Pero de nuevo, no fue así. Sólo Koke por Xabi Alonso, que ya acumulaba una tarjeta amarilla. Sin embargo, un Diego Costa poco acoplado en la selección seguía en el campo, en lugar de buscar una mayor compenetración a través de Cesc o David Villa.

La segunda mitad y la ilusión de la selección por remontar duró poco más de cuarto de hora. Las grandes iniciativas de Koke, duraron lo que tardó en contagiarse del espíritu de los demás. Al igual que ocurrió ante Holanda, comenzando desde la defensa y pasando por el medio y el ataque, los errores eran habituales. Mayoritariamente en pases, pero ya ni los controles eran los habituales de España.

Chile, en cambio seguía a su manera. Presión intensa desde arriba a través de jugadores como Alexis, Vidal o Vargas que parecían ir en moto. Una defensa que, comenzando por Medel exjugador del Sevilla, se comió por arriba y abajo a Costa: treinta centímetros más bajo que el hispanobrasileño, circunstancia que nunca se tradujo en ventaja para el atacante.

Tras este varapalo en Brasil 2014 de la selección española, las críticas y las dudas girarán en torno a dos facetas: la capacidad del seleccionador, Vicente Del Bosque para seguir en el cargo; y también, el cambio generacional y de estilo de algunos jugadores fundamentales. Una modificación que quizás se debería haber abordado para este Mundial, al igual que ha hecho Holanda (subcampeona) al cambiar a 17 jugadores, aunque todo lo que se queda es elucubrar. ¿Qué hubiera sucedido si…?

Pero también existe la versión de los que piensan que jugadores no bien físicamente por edad, tenían que despedirse de la selección y de un Mundial en Brasil, y que qué mejor escenario que Maracaná. Aunque para decidir eso y no pensar en ganar, sino en un gran reconocimiento, mejor no sacarlos en un inicio de partido ¿no?

El debate generacional sufre un paralelismo con el declive esta temporada del Barça. Casualidad o no, la espina dorsal del Barça y España terminaron un ciclo en el mismo año y solo meses después. Xavi, representante de la máxima expresión, tiene pie y medio fuera del Barça y cerca de Catar, donde podría terminar su excepcional carrera futbolística.

Por su parte la selección chilena, clasificada junto a Holanda para cuartos de final, se jugará con ella en el último partido la primera plaza, posición que conllevaría no sufrir a Brasil en la próxima eliminatoria. 

Dejar respuesta