España, otra vez, campeona de Europa de Fútbol Sala

0
236

Imagina. La Selección Española de fútbol se enfrenta en la final del Europeo a Italia. El resultado final es 3-1. España es campeona de Europa. Deja de imaginar. No necesitas abrir los ojos porque no estás soñando: España se ha convertido en la mejor selección de Europa en futbol sala. Esto se ha convertido en una constante en este gran equipo.

¿No lo sabías? Normal, no ha sido portada de ningún periódico ni la apertura de la mayoría de las secciones deportivas de informativos ni tan siquiera los programas especializados de radio que se dedican a la narración del deporte en directo, le dedican más que una mención a la proeza.

Pero esto no es todo. En un partido de liga de fútbol que no tiene ninguna importancia final, aunque sí mediática, pueden acudir miembros del gobierno, de la Casa Real, las más altas instancias del Consejo Superior del Deporte, etc. En una final en la que una selección que representa a España puede ganar su séptimo título internacional, no hay ningún representante ni siquiera del máximo órgano de este deporte en el país, la Real Federación Española de Fútbol.

En el ámbito deportivo, la selección está sufriendo cambios importantes. Javier Lozano acaba de dejar el puesto de entrenador después de haberlo ganado todo con este equipo. Su sustituto es José Venancio que ha heredado parte de su cuerpo técnico. Este ha asegurado que “no podría ser nadie mejor” y parece seguir la racha de su antecesor. También algunos de los jugadores estrella han dejado el equipo. Por ejemplo, Julio García Mera, el capitán durante tantos años ha abandonado el fútbol en activo aunque sigue formando parte de este mundo como director deportivo del Interviú Fadesa.

Sin embargo, todos estos cambios no han variado las bases de este equipo. La unidad, la experiencia y, sobre todo, la calidad son las causas de que España haya realizado un campeonato impecable. En la primera fase surgieron algunas dudas pero el equipo resolvió los partidos sin problemas. En la semifinal contra Portugal los problemas se multiplicaron: después de una primera parte sin goles, el equipo luso se adelantaba en el marcador con dos goles, pero, en los últimos minutos, los españoles fueron capaces de remontar y en la tanda de penalties consiguieron la clasificación para la final.

En la final les esperaba Italia, una Italia peculiar: todos sus jugadores han nacido en Brasil aunque están nacionalizados. Los antecedentes de los partidos contra el equipo italiano están marcados por la polémica. En la primera fase del Europeo del 2005, cuando solo faltaban tres segundos para que Italiana ganara, su entrenador, Alessandro Nuccorini, pidió un tiempo muerte que utilizó para insultar a los españoles: “Esto es para los bufones de España”. Poco después, en ese mismo torneo, los españoles se vengaron invitando a ver la final, que posteriormente ganarían, al entrenador transalpino, ya que su equipo se había quedado fuera en semifinales.

Este año la venganza se dio en la cancha con un juego y un control del partido extraordinario por parte de los españoles. El primer tanto llegó después de una gran jugada de Álvaro que Marcelo la echó a la red. Luego Daniel consolidaría el resultado y, a pesar del gol del portero italiano, la remontada fue ya imposible y España se convirtió de nuevo en la mejor selección de fútbol sala de Europa.

Así, una nueva selección española gana un título internacional. En España siempre han sido los deportes individuales los que han dado más alegrias a los aficionados pero en los últimos años con el baloncesto, el balonmano, etc. los deportes de equipo se asientan en los podiums de los mejores. El fútbol sala no podía ser menos cuando en España contamos en España con el mejor equipo del mundo, el Interviú Fadesa. Es una pena que estos deportes pequeños, pero con los que más se disfruta no tengan apenas repercusión en los medios de comunicación generalistas.

Fotos:
elmundo.es

Dejar respuesta