Escocia

0
870

Escocia es el más septentrional de los cuatro países  que forman el Reino Unido. Los españoles, atraídos por los bellos paisajes, castillos, rutas,  vistas y otros múltiples atractivos –por supuesto, su archiconocido whisky, uno de los mejores del mundo, y no es para menos- que se extienden a lo largo de este fascinante y misterioso estado anglosajón, constituimos el segundo grupo de turistas más numeroso en la región, lo cual no supone un impedimento extremo el hecho de no dominar perfectamente el inglés, idioma oficial, ya que se prestarán, con toda seguridad, a intentar entendernos lo mejor posible.

Es fácil y relativamente barato viajar a este pequeño y accesible país británico, y resulta más que práctico recorrerlo en pocos días pasando por los puntos clave más destacados y realizando sin pausa las variadas y atrayentes actividades que aquí se nos ofrecen. El Lago  Ness, Edimburgo, Glasgow –la ciudad más poblada-, el famoso Stonhedge, multitud de vías fluviales allá donde uno vaya y bellos bosques plagados de torrentes de agua caudalosa inscritos en panorámicas impresionantes que no dejarán indiferente a nadie se determinan, cuanto menos, como visitas más que obligadas. La capital atrae aglomeraciones de viajeros en agosto por la celebración de su popular festival; por ello, es recomendable reservar con suficiente anticipación.

De sus casi 79.000 km2 las dos terceras partes se conforman solamente de cadenas montañosas, páramos, llanuras y mesetas. De Norte a Sur se diferencian tres zonas importantes: Las tierras altas del norte (Highlands) más las islas, las tierras bajas del centro (Lowlands) y las tierras altas del sur (Southern uplands). Sólo unas ciento treinta de las 787 islas escocesas están habitadas –dado lo agreste del terreno y las condiciones climáticas especialmente desfavorables en sitios concretos-; se agrupan en las islas Hébridas exteriores e interiores, las Orcadas y las Shetlands.Los elementos culturales por excelencia son la gaita, el kilt (la típica falda de cuadros) y el whisky –Escocia cuenta con más de cien destilarías significativas- , así como el sistema social basado en los clanes, con una identidad nacional sólidamente asentada –que trata de promocionar el gaélico escocés, sus costumbres, tradiciones y cultura- y caracterizada por un implícito e innato matiz comunicativo expresivo y animado. En cuanto a gastronomía, cabe deleitarse con los magníficos productos del mar y de la tierra que hacen famosa a Escocia: la ternera Angus de Aberdeen, la raza vacuna de las Tierras Altas, el pescado y  marisco de la ría Fyne, los quesos de Ayrshire, las frutas del bosque del valle del Clyde… una escapada interesante, sin duda alguna; si puedes, no te lo pierdas.

Fuentes de las imágenes:
www.visitscotland.com
www.americacelta.com/escocia

1 Comentario

  1. OHH, sin duda Escocia es maravilloso. Tuve la oportunidad de estar un mes en Edimburgo y me enamoré profundamente. Eso si, aprendes más ingles en Chinchilla q alli pq es imposible enterderlos, pero son super graciosos con su faldita de tartan!!
    Ayyy q recuerdos…

  2. “… a lo largo de este fascinante y misterioso estado anglosajón”

    Una puntualización, Escocia ni es estado ni es anglosajón.

    Acabo de llegar de pasar allí una semana, principalmente en las Highlands y es realmente maravilloso lo que uno ve en esas tierras. Muy altamente recomendable el viaje.

Dejar respuesta