Escaramuza conmigo y tu recuerdo

0
210

En tus ojos la elegancia y refinamiento pueril
y en las zanjas ensombrecidas
camino al elixir entre tus piernas,
el cielo turbio y triste, viejo marfil

aguardaba en el silencio de experiencias parecidas,
piernas enredadizas, palabras tiernas.
En tus labios tulipán,

la humedad contagiante de tu lengua sobre la mía.
Cabalgando va el capitán
a los senos de un tránsito sin vía.

Ahí te hallaba: en brazos ajenos.
Te imaginaba y pronunciaba tu nombre.
Ahí ahogaba mi pena, en mil avernos.
Mi naturaleza estaba extraviada, ¡pobre hombre!

La solté sin reparo pues en nada se te compara
Me alejé de ella, casi la hago mía.
No sabe lo que me has hecho sentir
que hasta mi quietud se ha transformado en alegría.

Fuente de imagen:
http://www.periosia.blogspot.com

Dejar respuesta