Escapando del Corredor de la Muerte

2
327

Kenny Richey, de 43 años de edad, y condenado a la silla eléctrica en 1986 por ser declarado culpable del asesinato de una niña, ha salido en libertad tras 21 años en el corredor de la muerte.
Richey, natural de Escocia, pero con la doble nacionalidad estadounidense y británica, fue condenado a la silla eléctrica en 1986 cuando fue declarado culpable por el asesinato de una niña de dos años tras haber provocado un incendio en la casa de su ex novia en el estado norteamericano de Ohio en el que murió la pequeña.

En 1994, la historia de Kenny estuvo a punto de llegar a su fin, pero una hora antes de que fuera ejecutado en la silla eléctrica, la ejecución fue suspendida

En agosto pasado, tras una intensa campaña internacional, el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó la pena de muerte que le habían impuesto los tribunales de Ohio y ordenó que se celebrara un nuevo juicio o que fuera liberado.

Después de largas investigaciones, las autoridades judiciales de Ohio que siguen el caso, decidieron el lunes pasado poner en libertad a Kenny Richey con la intención de salvaguardar su salud y de paso limpiar su imagen, aunque Richey no ha salido en libertad en calidad de inocente si no culpable, no de asesinato, pero sí de homicidio involuntario.

El acusado que se ha declarado inocente en todo momento, está, en cualquier caso “feliz de poder volver a disfrutar de la libertad”, y aunque lleva varios días fuera de la cárcel, mantiene su historia con gran hermetismo ya que ha pactado una entrevista con una exclusiva revista europea por 40.000 euros.

Los psicólogos alegan que esta suma le va a hacer mucha falta ya que su liberación y adaptarse a su nueva vida le va a costar mucho dinero debido a que “la situación en la que ha vivido durante 21 años, solo y con la duda de poder ser ejecutado en cualquier momento en la silla eléctrica” le ha causado muchos traumas y “no será fácil comenzar una nueva vida”.

Este hecho ha abierto un gran debate, no solo entre los ciudadanos estadounidenses, si no también en el resto del mundo sobre si es o no efectiva y sobre todo eficaz la justicia de los Estados Unidos. Después de un comportamiento nefasto, se vuelve a cuestionar el funcionamiento de la justicia y el riesgo de aplicar la pena de muerte cuando hay dudas sobre la culpabilidad de los condenados.

A juicio del diario The Blade, que se edita en Toledo -la capital universitaria de Ohio-, el caso “ha sido un embarazoso recordatorio de que las ruedas del sistema judicial de Ohio a veces chirrían de una manera cruel e interminable que no garantiza que se imponga la justicia verdadera”.

Fuentes del texto:
www.elpais.es
www.elmundo.es
Fuentes de las fotografías:
www.google.es
www.elpais.es

2 Comentarios

  1. Por fin se hizo justicia en un caso que era evidente de injusticia de parte de autoridades incompetentes de estados unidos.
    Ojala que Kenny Richey pueda disfrutar plenamente de su vida los años venioderos, lo merece por haber sufrido tan extrema injusticia.
    Yo vi el programa en el canal A&E y despues investigue lo más actual en esta y otras paginas de internet y me alegró mucho saber que después de tanto pero al final se hizo justicia.
    Definitivamente creo en su inocencia.
    Que Dios lo bendiga y pase ya mejores y prósperos años de vida y que su salud se restituya en la medidad de lo posible.

  2. …acabo de ver la historia y quede con un acerbo amargo, por eso busque el nombre del acusado. por supuesto NO ESTABA DE ACUERDO CON LA CONDENA y me senti muy feliz saber que este hombres es libre. Yo no soy juez, pero como se dieron las cosas, no parecia culpable. Creo que Richie debe agradecer a Juan PabloII ya que el intercedio en gran manera. Si es culpable el y Dios lo saben. La madre de la nena muerte debe pagar por su irresponsabilidad. No se le deja sola a una bebe para irte a emborrachar y a drogar con un fulano.

Dejar respuesta