Es humano

0
188

Nadal es humano. Su récord de 81 victorias consecutivas en tierra batida se vio truncado ayer por el número uno de la ATP, Roger Federer.  El suizo fue el encargado de romper la racha del manacorí al remontar un partido que Nadal no le puso nada fácil. Al final, Federer se llevó la final del Masters Series de Hamburgo por el cómputo global de 2-6, 6-2 y 6-0.

Tras un buen comienzo del partido, Nadal no logró imponerse ante la fuerza del helvético que consiguió su tercer título del año. Está claro que el tenis actual es cosa de dos. Se han enfrentado en once ocasiones, y en siete de ellas la victoria ha sido para el español. Ahora, con estas cifras, su próximo reto será Roland Garros.

En el primer set Rafael Nadal fue el de siempre, dejando fuera de la pista a Federer. Con un gran servicio y un juego agresivo al resto logró desesperar al suizo. Pero el segundo set fue definitivo. La hegemonía de Rafa se fue diluyendo y el poderío de Federer fue creciendo al paso de los minutos hasta el tercer set, donde Nadal parecía desaparecido de la pista y salió derrotado con un “rosco” final.

Al final, después de 81 victorias seguidas en polvo de ladrillo, Nadal ha mostrado su lado más humano. El brazo armado del tenis español, tras la derrota de ayer, ya tiene su punto de mira en el Roland Garros donde, como viene siendo costumbre, en este mano a mano entre ambos, la final podría volver a ser Nadal-Federer. Al final del partido, Nadal aseguró que si tenía que perder contra alguien, ese alguien era Roger Federer. El número uno del mundo ha logrado llevarse el Masters de Hamburgo en cuatro de sus últimas cinco participaciones, todo un récord.

Humanas o divinas, los números de ambos tenistas están haciendo historia en el mundo de la raqueta.

Fuentes de la información:
Diario AS
http://www.marca.com/
Fuente de la imagen:
http://www.nortecastilla.es/

Dejar respuesta