¿Es España uno de los países más comprometidos con el cambio climático?

0
65

El secretario de Estado de Medioambiente, Federico Ramos de Armas, afirmaba con rotundidad, que España es uno de los países más comprometidos con el cambio climático en cuanto a emisiones de CO2 se refiere. Declaraba también que cada vez la información científica es más nítida y tajante, subrayando la importancia de una transición hacia una economía que concilie con bajos niveles en las emisiones de carbono.

Federico Ramos, Secretario de Estado de Medio Ambiente
Federico Ramos en RNE

Ramos de Armas, en su entrevista a RNE, hacía una severa apología al carácter sostenible de los españoles representado por las instituciones gubernamentales competentes. También referenció la revalidación de la prórroga en Kioto hasta el 2020 y citó la participación nacional en cumbres como la de Varsovia (que durará hasta el próximo viernes) o la de París programada para el año 2015, a la que considera una inflexión en la problemática del cambio climático.

España ocupa el puesto número 59 en el ranking de países emisores de CO2; para mantener esta más que aceptable posición desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente se impulsa el Plan PRIMA AIRE. Este plan está basado en la renovación de las flotas que más desgaste sufren,  como furgonetas u otro tipo de vehículos de carácter comercial. También los híbridos o eléctricos que usan para ello los ingresos estatales de las subastas de derechos de emisión. Este año el presupuesto del plan asciende a 38 millones de euros.

Además, Federico Ramos, instó a la renovación de vehículos con más de siete años, ya que los motores actuales optimizan mejor la combustión (¡como si con la que está cayendo fuera tan fácil estrenar coche!). En relación con esto, el secretario de medioambiente, afirmó que la crisis, y su incidencia en la producción económica, ha favorecido el descenso en las emisiones. Aunque hay que seguir apostando por las energías renovables, cuyo balance, según estas declaraciones, es positivo.

Es importante valorar que la crisis provoca una moderación significativa en el consumo de electricidad y en el uso del vehículo privado y en el transporte, lo que unido a  los altos precios del petróleo, la paralización de la construcción, la caída en las ventas de automóviles, la disminución de la demanda eléctrica y de gas natural, y el aumento del paro, son los factores responsables del descenso de las emisiones.

Ramos de Armas también se refirió a la Ley de Costas del año 1988, y a su modificación por  la Nueva Ley de Uso Sostenible y Protección del Litoral. Esta reforma, necesaria según el secretario, mejorará la ineficiencia en la protección litoral de los últimos 25 años. Promoviendo un refuerzo en la protección de los litorales españoles, con medidas como la prohibición de edificar en la costa,  aumentar las dimensiones de los edificios ya existentes o la preservación de playas naturales. También  pretende fortalecer la seguridad jurídica en el litoral, ya que en el año 2018, vencían muchas concesiones lo que daría lugar a demoliciones masivas de propiedades costeras. Por último, busca eliminar las restricciones en las actividades económicas que no difieran en el cuidado del medioambiente, tomando como responsabilidad generar confianza en dichas ocupaciones.

En contraposición a lo argumentado por el Fobierno, grupos ecologistas alegan que las líneas de modificación de la ley de costas no son más que la antesala de la privatización litoral. Es decir, la ampliación de las concesiones y la posibilidad de compraventa de dichos inmuebles que colocarán estos bienes costeros a la merced de intereses privados y especulación.

En referencia al Plan Hidrológico Nacional, puede que sirva como radiografía de las necesidades para la planificación nacional. Con respecto a la vieja polémica de los trasvases, Ramos de Armas no presento una  postura clara; en relación al Ebro no descarta la recuperación del trasvase; “considero un poco irresponsable decir si está descartado o no si todavía no están hechos los planes y no se sabe la situación de cada uno de los ríos“.

Y en relación al Tajo, el tema del Memorandum de Entendimiento sobre el Trasvase Tajo-Segura, apenas dándole importancia, afirmó que hay que llegar a un acuerdo, gobierne quien gobierne y que es necesario desterrar el agua como campo de batalla.Para concluir, considera necesario atender al debate sobre la energía nuclear como alternativa energética.

A nivel institucional el balance medioambiental que hace el Secretario de Estado de Medio Ambiente resulta muy benevolente y optimista, y en cuanto a resultados y expectativas oficiales, irrefutable pero, ¿son estos datos indicativos de que España es uno de los países con mayor compromiso medioambiental? ¿Está brillando la verdad por su ausencia, camuflada por fortalezas que se señalan en pro de las debilidades que aún afronta el país? Por lo menos, permítannos dudar de si los españoles somos sostenibles, ya que en estos temas, toda toma de conciencia resulta escasa.

Fuente: RNE

Dejar respuesta