Es el mejor, pero…

0
295

Lionel Messi ha sido el ganador del mayor galardón individual en el mundo del fútbol: el FIFpro Balón de Oro. Ha sido nombrado número uno del fútbol mundial gracias a los votos de periodistas (154), seleccionadores (208) y capitanes de las selecciones (208) de todo el mundo. No se puede decir que no sea el mejor, pues vota gente de fútbol, el gremio da el premio a un compañero de profesión y, por tanto, no podemos maldecir los posibles caprichos de nadie. Y digo maldecir porque este era el año de España y de los españoles, de Iniesta y de Xavi, pero es una decisión de gente que sabe. Todos teníamos la ilusión de que algún campeón del mundo diese a España un trofeo que se resiste desde hace más de 50 años y este era el momento. Los tres finalistas son la filosofía Barça hecha realidad: humildad, trabajo, cantera, buen trato del balón y sacrificio hasta llegar a la cima en cuanto a títulos, halagos y méritos. En igualdad de condiciones no se puede levantar la voz ante la victoria del argentino, pero después del Mundial en Sudáfrica era un clamor que el trofeo tenía que ser para uno de La Roja: para el volante catalán o la luz de Fuentealbilla. Estaba claro y se nos ha ido de las manos, ya lo acariciábamos y hasta Messi se ha sorprendido al oír su nombre. Él bien sabe que sus dos compañeros culés lo merecen más este año e incluso me atrevería a decir que se siente avergonzado tras escucharle sin poder dejar de mirar a los españoles sentados en sus butacas.

Leo Messi ha sido el ganador gracias a ser campeón de Liga con el Fútbol Club Barcelona, así como por alzarse con Supercopa de España y la Bota de Oro; y tras anotar 60 goles en 2010. Pero todo esto son números que no me convencen en absoluto. Este era el año de un español y se va al traste sin saber por qué, por qué Cannavaro (por poner algún ejemplo) lo ganó tras hacer un buen mundial que finalmente ganó y simplemente por eso ya se le reconoció mundialmente como el mejor jugador y, sin embargo, cuatro años después no se le trata con la misma vara de medir a los españoles. Lo peor de todo es que la decisión no es achacable a que cierto medio de comunicación nos tiene manía o que cierto directivo de la FIFA no quería dárnoslo puesto que ellos no votan. Votan entrenadores, futbolistas y periodistas con experiencia así que no nos queda otra que levantarnos y seguir dando espectáculo para que el año que viene luzca aquí, porque este país lo merece y porque esta generación también.

Fuente de imágenes:
www.ligafutbol.net

Dejar respuesta