¿Es el Internacional el mejor equipo del mundo?

0
283

Tras la victoria por un gol a cero del equipo brasileño Internacional de Porto Alegre ante el Barça, muchos nos preguntamos como es posible que se proclame como mejor del mundo este club no especialmente prestigioso y que ocupa el segundo puesto en la liga de Brasil, tras el Sao Paulo, curiosamente un equipo que venció también por 1-0 al Liverpool en la pasada intercontinental, además de ganar también por 2-1 al Barça en 1992.

Se habla de fracaso estrepitoso del Barça y de un posible exceso de confianza o prepontencia, sin embargo, y a tenor de lo sucedido durante el tiempo de juego, los jugadores azulgranas (muy motivados e ilusionados desde el comienzo del partido) no han podido desenvolverse con su característica agilidad y fluidez en el juego, algo que parece más propio achacar al desgaste físico que supone su alta competitividad y, especialmente a la magnífica y planificada  estrategia del equipo brasileño, completamente dirigida a cerrarse atrás y romper el dinamismo de toque horizontal del Barcelona de forma que Rijkaard se iba consumiendo poco a poco al ver como su equipo era incapaz de hacer uso de su principal arma: la posesión del balón.

El mérito de la victoria del internacional es innegable por su juego en equipo, entusiasmo y la practicidad de conjugar una táctica defensiva y de contención con la  verticalidad y contragolpe al más puro estilo de equipos especialmente corrosivos para el Barça como el Valencia o el propio Chelsea.

Ahora bien, está claro que el Internacional de Porto Alegre no es el mejor equipo del mundo, ya que esto no puede regirse por la mera victoria de una final intercontinental, sino por una trayectoria altamente competitiva, algo que, en sentido estricto, sólo la Champions League puede certificar y a la que ninguna otra competición de otro continente puede hacerle sombra, básicamente porque los equipos destacados que participan se pueden contar con los dedos de una sola mano.

Por todo ello esta competición del Mundial de Clubes de la FIFA parece mal planteada si de ella depende la elección del mejor equipo del mundo.  Quizás la participación de los equipos en ella debiera reestructurarse desde una óptica de ponderación más que de proporción por continentes a efectos de asegurar el más alto nivel posible.  ¿Acaso en el mundial de la Copa del Mundo de selecciones internacionales se da la posibilidad de que haya tantos participantes asiáticos, sudamericanos o africanos como europeos? Por supuesto que no. Y es que  a partir de una cierta cifra de equipos no europeos en una competición sea cual sea, ésta comienza a bajar en el nivel de calidad y, como consecuencia, el trofeo en cuestión debiera perder prestigio.

En todo caso, queda constatado que el F.C Barcelona ha perdido una oportunidad única con su derrota en la final intercontinental de Yokohama para poner un broche de oro y cerrar un círculo que comenzaba con la Liga ganada en Vigo, y que proseguía con la Champions en París.   Y esta derrota se traduce en una decepción colectiva por no poder lograr ese trofeo que todavía falta en las vitrinas del club y que ya se le había resistido en 1992 con Cruyff al frente del equipo culé.

Fuente de la imagen:
http://www.informativos.telecinco.es/barcelona-internacional/mundia-de-clubes/futbol/dn_37996.htm

1 Comentario

  1. a mi sinceramente la competicion esta solo favorece a los equipos que no los conocen ni en su pais ,ademas que esta desigual de dias de conentracion y el jet lag etc,ademas el barça juega mas competiciones que esos seguro y eso influye,muchos mas minutos en las espaldas

Dejar respuesta