Érase una vez la segunda transición política en España

0
326

Los resultados de las elecciones del pasado 24 de mayo auguran por primera vez un futuro real de cambio en el espectro político español. La izquierda activista española se sienta en el ayuntamiento de Madrid y Barcelona instigando para muchos un cambio prometedor, siendo para otros incierto

Imagen cedida por Movimiento de Liberación Gráfica Madrid.
Imagen cedida por Movimiento de Liberación Gráfica Madrid

Ella fue a un colegio de monjas, como yo, aunque en su casa no había religión. En la adolescencia descubrió la filosofía, como me sucedió a mi, y quedó fascinada.  Le gustaba escribir y sentía que su misión era cambiar el mundo, eso mismo pensaba yo, solo que su padre no la dejó estudiar periodismo y a mi el mío si.

Manuela Carmena, “una gran jurista” citando palabras de Esperanza Aguirre (su opositora en las elecciones para la alcaldía de Madrid por el PP) comenzó a estudiar Derecho en la Universidad Complutense de Madrid a comienzos de los años 60. Ella lo recuerda como una etapa fascinante donde descubrió todo un mundo de letras e ideas que embriagaban a jóvenes anti-franquitas ansiosos por crear una sociedad libre e igualitaria.

Más de 50 años después los ojos de Carmena aún chisporrotean de alegría al hablar de cambio, de mejoras, de sentido común. España esta viviendo una segunda regeneración social y política, esta madurando y superando errores del pasado que aún nos pasan (literalmente) factura. Por suerte, aquella joven abogada que como muchos otros españoles iniciaron un proceso democrático en nuestro país, esta de vuelta cargada de experiencia, sabiduría y con ganas de trabajar.

Aplicando el sentido común

Carmena, que no ha querido dar mítines porque entiende que hay otras formas de hacer política, contaba durante una entrevista en Telecinco una anécdota que le ocurrió en el metro de Madrid. Durante un trayecto escuchó como una chica jovencita le decía a su amiga que necesitaba urgentemente ir al baño. Su amiga, ni corta ni perezosa, le contesto que no se preocupara, que ella lo había hecho en uno de los ascensores del metro.

La reflexión de Carmena fue la siguiente. La ciudad de Madrid ha tenido problemas a la hora de gestionar la recogida de basuras, lo cual ha ensuciado – en el más amplio sentido – la imagen de esta ciudad. La actitud de sus ciudadanos es obviamente preocupante y debida fundamentalmente a un problema de educación (asignatura pendiente para España). La decisión que tomaron anteriores gobiernos de la capital fue imponer sanciones a aquellos que orinasen en lugares públicos. Para Carmena, hacer leyes sin analizar la raíz del problema no soluciona nada. Ella personalmente intentó buscar aseos públicos y descubrió que prácticamente no hay.

Este es un pequeño ejemplo de la profundidad de análisis y pragmatismo que Carmena pretende aplicar a la hora de gestionar Madrid, ya que un pacto con el Partido Socialista la situará como alcaldesa de la ciudad.

Aunque muchos la atribuyen a Podemos, partido de izquierdas que junto con Ciudadanos ha quebrado el bipartidismo en España –  según demuestran los resultados de las pasadas elecciones locales y regionales –, ella niega cualquier relación con ningún partido político. Cree que existen alternativas de cambio, también para la política, por lo que optó a la alcaldía de Madrid desde una plataforma de ciudadanos que llamaron Ahora Madrid. Manuela Carmena lidera esta plataforma en la que hay afiliados a Podemos pero también otros ciudadanos con ideas diferentes. No obstante, Pablo Iglesias – líder de Podemos –  ha apoyado fervientemente su candidatura.

Democracia: poder del pueblo

Esta mujer de ideas progresistas siempre avanzada a su tiempo, cuya capacidad de raciocinio es tan apabullante como su fortaleza, estuvo siempre muy vinculada a organizaciones sin ánimo de lucro y tuvo especial preocupación por los presos en España.

Carmena aboga por una democracia más participativa y directa, adaptada al tiempo en el que vivimos donde los sistemas de comunicación interpersonal actuales estén mas presentes. Del mismo modo, los sistemas de participación o el relego de poderes a los representantes políticos están, según Carmena, en cuestión pues no suponen una garantía de democracia. Pero no lo dice ella, Ban Ki Moon – presidente de las Naciones Unidas – declaró en el contexto de las bases para un desarrollo sostenible de las gobernanzas en el siglo XXI que:

“Nuestro tiempo esta demandando un nueva definición de liderazgo – liderazgo global. Una nueva constelación de cooperación internacional y gobiernos, de ciudadanos y el sector privado, trabajar juntos para conseguir un bien colectivo global.”

Crítica con el sistema democrático actual – y muy especialmente con el poder judicial – durante los 100 primeros días de su mandato, Carmena pretende ejecutar las peticiones más aclamadas recibidas en su plataforma online por los madrileños. De este modo, Ahora Madrid ya ha comenzado a practicar una democracia participativa directa, lo que tantos ciudadanos llevan rogando desde las manifestaciones del movimiento indignados.  

En primer lugar pretende paralizar los desahucios de primera vivienda y garantizar el derecho a la vivienda. Ella cuenta que ya se hacía años atrás en Madrid cuando ella era jueza decana. Considera que el poder político debe mediar antes de que se produzca una orden judicial en los procesos hipotecarios y debe amparar a los mas desfavorecidos.

En España se han producido desde el estallido de la crisis 500.000 desahucios según datos del Consejo General del Poder Judicial difundidos por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). El daño que se produce en una persona al perder su vivienda es tal, según decía la propia Carmena, que el estado con todos los recursos de los que dispone hoy en día debe intervenir. En esto estará de acuerdo la nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, activista cofundadora de la PAH que como Carmena ha roto con los esquemas tradicionales políticos y se ha convertido en la primera alcaldesa de Barcelona sin trayectoria política.

Y es que como Carmena dice, en el futuro de nuestra humanidad la mujer esta destinada a tener un papel fundamental.

Desde el exterior

La exaltación de los grupos mas jóvenes y progresistas ante la idea de que Carmena se convierta en la alcaldesa de Madrid se ha hecho latente en las redes sociales dentro y fuera de España.

Sin embargo, los medios de comunicación extranjeros tienen opiniones variadas así como el sector privado internacional. Aunque The Guardian sugiere a los políticos ingleses que deberían aprender a hablar como lo hace la izquierda española, algunos apelativos no muy acertados han definido a Carmena en la prensa internacional. Entre ellos ‘granny’ – donde se resalta su edad –, ‘communist’, ‘radical’ así como confusas vinculaciones con Podemos y otras organizaciones.

La prensa económica identifica estos cambios políticos en España con “confusión, fragmentación e imprevisibilidad” como citaba el Finantial Times tras las elecciones.  Los mercados financieros se mantienen a la espera de ver como España – una de las economías que mas ha crecido en Europa este año – evoluciona. Por el momento, la bolsa cayó casi dos puntos el día posterior a las elecciones y el riesgo de inversión ha aumentado hasta llegar a paralizar grandes inversiones inmobiliarias en el país.

Aunque el sector privado tiembla ante cualquier atisbo de populismo, empresarios como el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, ha asegurado que Carmena “puede ser una gran alcaldesa de Madrid” según citaba El Economista.es

Dejar respuesta