Era obsceno en un mundo normal, pero ¿quién quiere vivir ahí?

0
297

Acaba de aterrizar en nuestras salas uno de los estrenos más esperados para este 2014. Hablamos nada menos que del último trabajo de Martin Scorsese, El lobo de Wall Street, en el que repite con su ya actor fetiche, Leonardo DiCaprio. La química entre ambos vuelve a relucir en esta comedia negra basada en la vida del corredor de bolsa Jordan Belfort, apodado “El lobo de Wall Street” por su codicia y ambición.

El lobo de Wall Street Martin Scorsese llevaba tiempo detrás de los derechos de la novela autográfica de Jordan Belfort, un corredor de bolsa que acabó pasando 22 meses en prisión acusado de estafar 100 millones de dólares. Una historia sobre los excesos vividos en el Wall Street de los años 90, donde el agua se convertía en dinero y la palabra “límite” no se incluía en ningún diccionario. Y todo ello representado por un joven que con menos de 25 años se convirtió en el fiel reflejo del sueño americano.

Ha sido Terence Winter, guionista de series tan memorables como Los Soprano o Boardwalk Empire, el encargado de la adaptación de esta historia. Las escenas que se suceden durante las intensas tres horas que dura la película, pueden hacer pensar que Winter ha dado rienda suelta a su imaginación para hacerla más digna de la gran pantalla. Pero no nos equivoquemos, en la oficina de Belfort los empleados se mezclaban con monos encargados de llevarles la correspondencia, enanos con los que se jugaba a acertar en la diana, o prostitutas que corrían a cuenta de la empresa. Y todo basado en su propia autobiografía.

El lobo de Wall Street En este nuevo trabajo, nos encontramos ante otro ejemplo de la extraordinaria pareja artística que forman Scorsese y Dicaprio, que en poco más de diez años, ya nos han dejado cinco grandes muestras, no muy lejos de las ocho de Robert De Niro con el realizador. Veremos si en esta ocasión DiCaprio consigue el merecido reconocimiento de la Academia, que catalogado como un “guaperas” de Hollywood tras su papel en Titanic, sólo ha logrado estar nominado en tres ocasiones en sus ya 25 años de carrera. Un ejemplo que recuerda al de Brad Pitt, quien cuenta con las mismas nominaciones. Dos de los mejores actores del panorama actual, de los que se valora más su papel forrando carpetas de adolescentes, que sus inolvidables aportaciones al séptimo arte.

En este proyecto, DiCaprio vuelve a repetir el papel de excéntrico rico como ya hizo metiéndose en la piel de Jay Gatsby en la última adaptación del clásico americano. Si bien, mientras que Fitzgerald no tendría muy buenas palabras para Baz Luhrmann, Belfort tiene mucho que agradecer a Scorsese. Y el joven actor no es el único en ofrecernos memorables momentos. El reparto cuenta con grandes joyas como Jonah Hill (Supersalidos, Moneyball), en una sorprendente actuación que seguro dará que hablar. Sin tampoco olvidar a Matthew McConaughey, con una breve pero más que acertada aparición. Y Scorsese no es el primero que apuesta por McConaughey: ya lo hizo en su día Spielberg (Amistad, 1997), y volveremos a verle en Interstellar, la cinta que Christopher Nolan tiene previsto estrenar a finales de este año.

Jordan Belfort                                                                                El verdadero Jordan Belfort

En resumen, “El lobo de Wall Street” nos ofrece un relato sobre las adicciones al dinero, al sexo y a las drogas, llevadas al extremo. Una mezcla explosiva que si bien ya ha sido censurada por el propio director para evitar la devastadora clasificación NC-17 (no apta para menores de 17), está generando gran polémica en torno a si se trata de una glorificación o una denuncia de los excesos. “Yo no soy juez, sólo hago cine”, era lo que él respondía a estas afirmaciones. Y lo cierto es que lo hace como nadie. 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=PaAvUOXUohk[/youtube]

Texto: Beatriz del Rincón Alonso

Imágenes: Paramount Pictures / Red Granite Pictures / Appian Way

Tráiler: Diamonds Films Latam

Dejar respuesta