LA HUELLA DIGITAL

 

 


Envía tus comentarios sobre esta noticia al autor:

Tania Carrasco

 


 

Advertencia

La Huella Digital no se responsabiliza de las opiniones vertidas en los artículos, comentarios y secciones de esta publicación, los cuales son total y absoluta responsabilidad de sus autores y por ello los firman.

 


CÓMO ACABAR CON EL MACHISMO

El machismo podría compararse con las grandes epidemias o catástrofes que ha vivido la humanidad. Ha sido visto como un comportamiento normal durante siglos e incluso parece seguir extendiéndose como el cáncer, a pesar de los años de luchas.

Es indudable que cada vez las conciencias son más sensibles al tema del machismo, sin embargo, todavía no se ha encontrado la manera de erradicar algo que ni siquiera está al alcance de la ciencia. Se han establecido medidas más duras contra los maltratadotes, como principales representantes de la epidemia. En la misma línea de cosas, se ha puesto en práctica la ley de paridad en el gobierno socialista. Un paso muy importante y llamativo que muchos no entienden. Aún así, cada vez son más las noticias de violencia contra las mujeres que escuchamos en los medios de comunicación, los comentarios que ofenden las, malas o buenas, actuaciones de las ministras por el hecho de ser mujeres, los comportamientos que nos hacen sentirnos en segundo plano. ¿Y  por qué?

Esto ocurre porque, aunque sabemos que el problema es la educación machista que se transmite desde todos los ámbitos, no hemos querido mojarnos realmente con el tema. No nos atrevemos a modificar los libros de texto para que no implanten estereotipos sexistas, no nos atrevemos a reeducar a los profesionales de la educación (valga la redundancia) en un tema tan importante como este, nos resulta incómodo adaptar el lenguaje a favor de la igualdad, nos da miedo juzgar los contenidos audiovisuales que deterioran la imagen de la mujer de una forma aberrante. Y así, un largo etcétera.

Sin embargo, intentamos maquillar el problema aprobando leyes que carecen de sentido en una sociedad que no está educada para ellas. El derecho no educa, complementa. Tiene que actuar como complemento de una educación igualitaria y comprometida.

Por lo tanto, el planteamiento que debe hacerse es otro, más arriesgado y profundo, pero justo y eficaz. Medidas dirigidas a un cambio de mentalidad progresiva y que abarque todas las facetas imaginables. Pero claro, esto supone que tiene que trabajarse duramente, picar muchas piedras, dar con muchos huesos y luchar, en definitiva, por una sociedad nueva.

Si lo pensamos bien, ¿quién va a estar dispuesto (y no digo dispuesta, aunque también podría) a cambiar un orden social tan favorecedor para todOS?.
 

 

Ciberi@




LA TECNOLOGÍA LIGHTSCRIBE PERMITE PERSONALIZAR AL MÁXIMO CD'S Y DVD'S
 

 

 

Ciberi@


UN PASEO POR EL SIMO
 

 

 

Ciberi@


NACE EL HOGAR DIGITAL: ACCEDE A TODO EL OCIO SIN MOVERTE DEL SILLÓN
 

 

 

Ciberi@


CURSO DE FOTOGRAFÍA DIGITAL "LA HUELLA"
 

 

 

En TU Universidad


LA LOU VUELVE A DAR QUE HABLAR
 

 

 

En TU Universidad


¿DONDE APARCO HOY?
 

 

 

En TU Universidad


LA FACULTAD, NUESTRO SEGUNDO HOGAR. (2) ¿Qué pasa con las Puertas?
 

 

 

Conciencia de Mujer


LA ESPIRAL DE VIOLENCIA