Entre la ceguera y la razón: documental sobre la secretaria de Hitler

0
421

“Ahora estoy en la fuente de información –decía la secretaria de Hitler– y lo que estaba era en el ángulo muerto. Es como en una explosión en la que hay un punto donde reina el silencio y esa fue la gran quimera, la gran no decepción sino la mentira que yo misma había creado”. Esas palabras se recogen en el documental En el ángulo muerto: la secretaria de Hitler, estrenado el 9 de Febrero de 2002 en el festival de la Berlinale.
Algún tiempo después de que se terminara la Segunda Guerra Mundial, los grandes intelectuales, artistas, filósofos (por no decir la humanidad entera)… empezaron a cuestionarse, cómo fue posible que un pueblo tan cultural y científicamente avanzado como el alemán, fuera capaz de caer en las garras del nazismo. En la actualidad, si bien el debate tiene poca cabida dentro de la sociedad en la que vivimos, muchos todavía siguen sin explicarse este fenómeno, y han intentado por muchos medios dar una respuesta a este complicado dilema humano, que arrastró a la sociedad al borde del abismo y cegó la vida de 11 millones de personas aproximadamente.

El impresionante documental En el ángulo muerto: la secretaria de Hitler retrata las vivencias de Traudl Jungle (secretaria personal de Hitler), durante su paso por el bunker del Fürer desde 1942 hasta el final de la guerra. Entre otras cosas, ella fue la encargada de recoger el testamento personal y político antes de su suicidio en el bunker. Sin embargo, lo interesante del documental no solo radica en el peso testimonial del personaje (trabajó como asesora en la película El último acto), ni en su valioso potencial informativo (fue uno de los pocos testigos que pudieron ayudar a reconstruir los últimos días de Hitler); sino en las declaraciones trascendentales de la realidad que vivió, y el dilema, que como partícipe directo del nazismo (inconscientemente, claro está) logró sobrevivir a la llegada de la democracia.

A través de sus palabras se va tejiendo una memoria colectiva alemana que fue durante muchos años olvidada a costa, para no recordar viejas heridas. Se revive la forma como Hitler llegó a prender en las masas el sentimiento de paternalismo extremo y a ocupar el lugar de “líder supremo”. “No tenéis que preocuparos por nada, solo tenéis que hacer lo que os digo, yo asumo toda la responsabilidad” eran las palabras de Hitler. Bajo esa apariencia de protección, el pueblo alemán fue alienado y conducido a vivir en una burbuja donde la libertad individual no fue bien recibida sino albergaba una entrega a la Gran Causa.

Muchos estudiosos del nazismo y de la Segunda Guerra Mundial han hecho un análisis de los principios de Hitler respecto al antisemitismo, anti bolchevismo, superioridad de la raza, etc.; coincidiendo en que el triunfo del nazismo fue una supra-estructura que se aprovecho del anti semitismo que ya recorría Europa desde muchos siglos antes, de las desigualdades sociales (en tiempos difíciles los pueblos buscan mecías) y de muchos otros factores. No obstante, la singularidad de la visión del documental, es que se nos ofrece las dos caras de la moneda; es decir, el Hitler como persona (gran astuto, frío aunque amable, risueño si se cabe) y el gran estratega militar nazi que asesinó a millones de personas e intentó apoderarse del mundo.

Bajo las palabras de la secretaria de Hitler se percibe una cuestión que reencarna a millones de personas que vivieron el nazismo como victimarios o cómplices de este: ¿Cómo fue posible que Hitler nos engañara? O más bien. ¿Cómo fue posible que nosotros nos dejáramos engañar de un lunático con proyectos megalómanos? Ella nos cuenta su versión, que en el fondo coincide con muchas personas que se dejaron llevar, sin ser conscientes de que su actitud era cómplice de una de las mayores tragedias de la historia de la humanidad. La secretaria de Hitler todavía se preguntaba y se reprochaba su actitud. La cuestión puede ofrecer varias visiones desde muchas perspectivas y diferentes respuestas desde muchos ángulos; sin embargo, queda la impresión de que con sus palabras, ella y una parte de Alemania, pide perdón al mundo.

Fuente de la imagen:
http://3.bp.blogspot.com/_6T3vrT7T62w/SHJdPXUleqI/AAAAAAAAA9w/qrXiBg8_sag/S220/La+secretaria+de+Hitler.jpg

1 Comentario

  1. Estupendo artículo…
    Desde mi visión particular Hitler nunca hubiera podido llevar a cabo semejante tragedia para la humanidad sin el apoyo y el consentimiento de las personas que le rodeaban, le apoyaban. Una única persona no puede engañar a tantos millones, y aunque esta mujer no fuera un personaje transcendente en esa historia en su día le mostró su apoyo y consentimiento, quizá por miedo si, pero nunca engañada.
    Ahora muestra su arrepentimiento y recauda dinero, por desgracia millones de personas nunca llevarán a cabo su biografía.

Dejar respuesta