Encuentro con Pilar Urbano: "La Reina es muy culta y va a la semántica"

0
152

Pilar Urbano, escritora y periodista, habla en el Colegio Mayor Zurbarán, entre bromas e ironías, de su libro “La Reina muy de cerca” y de la polémica que ha despertado. La valenciana cuenta cómo empezó la idea de escribir esas líneas sobre la Reina y recuerda que aunque le presentó nueve razones a su editor para no hacerlo, él le presentó nueve mil más para que sí lo hiciera. La escritora llamó a La Zarzuela y le dijeron: “la llamamos” y así fue. Como resultado de esas citas, de no más de dos horas y media, entre Pilar y la Reina de España, surgió el libro, tras cuatro días y tres noches de intensa redacción. Cuando las galeradas estuvieron listas, se enviaron tres juegos a la Zarzuela y tuvieron la respuesta en sesenta horas (el anterior, La Reina, lo habían corregido en un vuelo de muchas menos horas). La única palabra que corrigieron fue “confidencial” en el título de la obra, porque querían dejar claro que no se trataba de confidencias.

“A la Reina le interesaba mucho la portada, quería verse bien, y eligió esa”, en la que viste con el traje que volvió a utilizó en su último cumpleaños. Por lo demás, no le preocupaba el libro. Pero la polémica estaba por llegar. Un comunicado emitido por la Casa Real decía que las palabras de la Reina no eran recogidas con exactitud en el libro escrito por Pilar Urbano. La escritora se quedó sorprendida y explica cómo empezó la cuestión: “Los señoritos de El País querían hacer una pre-publicación pero no era posible, tenían que esperar a la Rueda de Prensa, sin embargo, se hicieron con un ejemplar y encontraron que en una página de las 330 que tiene el libro, la Reina opinaba sobre los matrimonios gais y sobre el aborto, y lo publicaron”. Automáticamente, ha comenzado un pin pon de “dije y no dije”, cargado de malentendidos, mentiras, insultos y, sobre todo, desinformación, en la mayoría de los medios de comunicación. Lo que primero le sorprendió a Pilar es la gente que vio en la presentación de su libro: “no vi gente jovencita, sino peces gordos”.

Cuenta Pilar que algunos decían “¿Cómo puede la Reina opinar?”, lo que a ella le pareció una queja sin fundamentos porque “la Constitución dice que la Reina puede opinar, ya que es responsable de sus actos, no como el Rey”. En cuanto a las palabras de la Reina Sofía, en referencia a los matrimonios homosexuales, la escritora cree que son razonables porque “matrimonio” según la RAE significa: unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales. Y agrega: “La Reina es culta y va a la semántica”.

Y continuando con los comunicados, en uno se decía que todo se hizo en un ámbito privado, “¿Qué ámbito privado? ¿La Zarzuela? ¿La Real casa que pagamos todos?” se pregunta Pilar con ironía. “Lo último que se ha dicho es ‘Pilar Urbano le ha preguntado como cristiana’ como si yo me programara o me colocara un chip de cristiana”. En algunos medios decían que Pilar Urbano era íntima amiga de Doña Sofía a lo que la escritora vuelve a responder con ironía: “pero si hace 13 años que no la veía”. También se ha divulgado que el Opus Dei le había dicho que escribiera esas palabras, a lo que responde: “a mí nadie me dice lo que tengo que hacer y en el Opus Dei no sabían que estaba escribiendo el libro, además tenemos libertad total en todo”. Cuando se le pregunta por los periódicos de hoy en día en comparación con los de las hemerotecas, a los que hace referencia en el libro, habla de una total desinformación y de un cierto mimetismo. Al parecer, un periodista le hizo una pregunta sobre el lobby gay y tras éste otro periodista repitió la pregunta casi sin escuchar a su compañero de profesión.

Concluyendo el encuentro, la escritora habla de la vocación, dice que todos la tenemos y que el que crea que no “que denuncie a Dios”. Su ironía es acompañada de la risa de quienes la escuchan con atención. Pilar Urbano, que siempre se ha caracterizado por una personalidad muy firme a la vez que controvertida, cuenta que un periodista le preguntó si se sentía a los pies de los caballos, a lo que respondió con voz alta y clara: “No, me siento galopando”. Una vez más, el público estalló en risas.

1 Comentario

  1. Romy, está genial el reportaje…Me he reído mucho…Se ve que Pilar Urbano se lo toma todo con mucho humor (como tiene que ser) aunque en la Casa Real no creo que la inviten ya al café…un besiño

Dejar respuesta