En un ligero paso de danza llega el peso pesado de los festivales, Madrid en Danza

1
577

Como cada mes de noviembre, llega a la Comunidad de Madrid el reconocido Festival Internacional Madrid en Danza.

Este año se celebra la vigésimo quinta edición del Festival, desde el 8 al 28 de Noviembre, manteniendo esa característica propia de acercar la danza a todo tipo de público a través de una amplia variedad de espacios.

La reafirmación de este espectáculo de espectáculos se consagra con estas bodas de plata. La unión de compañías nacionales e internacionales sobre este escenario abierto que ofrece la Comunidad de Madrid estos días, dan la oportunidad de conocer el amplio panorama de la danza en la actualidad.

Gracias a la diversidad de países se consigue un chocante contraste de múltiples estilos, desde la tradición de Francia a la desconocida Corea, pasando por la importante herencia italiana –ocasión única de unión con la herencia castellana en el emblemático Corral de Comedias de Alcalá de Henares-, a los nuevos tiempos de guerra de la mano de Gran Bretaña, de Israel a Canadá, pasando por la exótica Colombia. Las fronteras franqueables del cuerpo y su movimiento sirven para este viaje por el mundo, donde la expresión no entiende de lenguas y el cuerpo es el pasaporte de la danza.

Esta edición especial hace un alto en el camino, en su ciclo 25 aniversario. Con cierta mirada reflexiva al inexorable paso del tiempo, se presentan obras de coreógrafos cuya trayectoria ha tenido una especial repercusión tanto en la historia del festival como en el panorama de la danza en nuestro país. La importancia de este ciclo se basa en las compañías y artistas que lo componen, tratándose de una selecta recopilación de obras y artistas que han sido partícipes de estos 25 años de festival y han influido en la percepción del arte coreográfico en España, como Mats Ek, Nacho Duato, Ohad Naharin, Win Vandekeybus, Teresa Nieto, Cesc Gelabert, Carolyn Carlson y Jiří Kylián.

Pero no todo son viejas glorias, Madrid en Danza siempre se ha desmarcado del resto de festivales por su atrevida apuesta y en esta edición tampoco pierde esa esencia y se atreve a mirar al futuro con un ciclo especial dedicado a las nuevas generaciones.

La XXV edición cuenta con la exclusividad de cuatro estrenos absolutos mundiales, dos a nivel europeo y diez en el ámbito estatal. De igual forma, será la ocasión perfecta para ver el estreno de la Compañía Nacional de Danza, que acude con sus dos formaciones -CND y CND2- en la nueva etapa iniciada con la dirección de Hervé Palito.

Otro pilar sobre el que se basa este festival es la capacidad de acercarse al público. Demuestra, en cada edición que presenta, las ganas de romper con ese elitismo arcaico en la danza. Su reto está dirigido de forma concreta a los más jóvenes y a la familia, este año enmarcado bajo el ciclo doble de danza. El precio de las entradas, sobre todo en estos tiempos económicos tan difíciles, atrae un público variado, desde estudiantes a expertos de la técnica a familias completas, con el objetivo de acercar el arte a todo el mundo, rompiendo los viejos clichés de la danza pomposa con zapatillas de ballet.

Este estilo hace único a este festival cada día más consolidado en la región, donde ya no se imagina un noviembre sin danza, un otoño sin baile. Porque la danza no solo se mira, se siente y se comparte, como arte parte y realidad se hace durante estas tres semanas en la capital, donde además tendrás la oportunidad de sentir en primera persona la experiencia de la danza a través de talleres y clases magistrales, asi como encuentros con diferentes autores que asistirán a esta edición tan especial.

Fuentes del texto
Madrid en Danza.

Fuentes de las imágenes
Madrid en Danza.

1 Comentario

Dejar respuesta