En España no nos queremos

2
302

Hace unos días se publicó el estudio “La reputación de España en el Mundo”, que sacó a la luz unos datos que a más de uno dejaría con la boca abierta. El informe sitúa a España entre los países más envidiados del mundo en estilo y calidad de vida, y revela que los países más industrializados nos ponen como ejemplo de estado de bienestar, de estabilidad política e institucional, y como un socio fiable en el concierto internacional. Pero somos de los países que peor nos valoramos.

Reputation Institute España, la entidad realizadora del estudio, nos sitúa en un puesto 12 de un total de 40 países analizados. En cambio, según la percepción que los españoles tenemos de nosotros mismos, ocupamos el puesto 21. ¿Qué nos ocurre? ¿A qué se debe esto? Pues simple y llanamente a que tenemos una autopercepción demasiado crítica. A que tenemos un serio problema de autoestima.

Javier Noya, profesor de Sociología de la UCM e investigador del Real Instituto El Cano se refiere gráficamente al “socabón en nuestra autoestima” apuntando como causa al clima de crispación que ha creado la crisis. “En tan sólo dos años, hemos perdido toda nuestra confianza” añade Fernando Prado, director general de Reputation Institute España. Y es que en 2008 la percepción interior y exterior sobre nuestro país estaba en posición semejante, mientras que ahora el diferencial ha crecido hasta un 23%. La imagen que tenemos de nosotros mismos es mucho peor que la imagen que tienen fuera de nosotros.

En Reputation Institute llevan varios años analizando la reputación de las empresas a nivel internacional con un modelo que analiza admiración, respeto, confianza y atractivo emocional que luego se explica con variables racionales que tiene que ver con la oferta de productos, la innovación, el entorno de trabajo, la ética y los resultados financieros. “Con esa misma filosofía decidimos que podíamos hacer lo mismo con los países – explica Fernando Prado- así que analizamos ese atractivo emocional y lo explicamos con variables adaptables a los países.

El estudio se centra en el análisis de estos 8 atributos: entorno natural, ocio y entretenimiento, estilo de vida, marca y empresas reconocidas, tecnología e innovación, calidad de productos y servicios, cultura, respeto internacional, entorno político e institucional, bienestar social y entorno económico. ¿Y en cuál de ellos sale mejor parado España? Según Prado, España puntúa en aquellos atributos que son más importantes: estilo de vida, entorno natural, bienestar social y respeto internacional. “Y salimos peor en tecnología, innovación y en la asociación del país con marcas de éxito” En el factor económico, aunque no es positivo, tampoco es tan negativo como seguro nos imaginamos.

Y es que, el mayor problema de España queda demostrado que no es su situación, sino la percepción que los españoles tenemos de ella. Existen la crisis y el paro, existen problemas en la sanidad, en la educación, en el país entero, pero debemos meternos en la cabeza que no somos la cola, el lastre o el escollo de Europa. Ayer mismo cuando comentaba esto con unos amigos, nada más hablar sobre el estudios, una de las primeras frases que escuché fue “Y España está en la cola de todo, ¿no?” Pues no. ¡Y ello no nos debería sorprender! Fuera nos quieren, nos valoran, han sido capaces de deshacerse de nuestros viejos tópicos, ¿por qué no somos nosotros también capaces?

Ahí radica, a mi juicio, que España puntúe negativamente en el atributo “Marca y empresas reconocidas”. Los españoles no nos sabemos vender. Para el que viaje, varias veces habrá tenido la sensación de estar en otro país en el que TODO lo que come, ve, escucha y toca es LO MEJOR. Para los franceses es su comida, para los italianos su ropa. ¿Cuántos españoles piensan eso de España? ¿Y acaso nuestros quesos no se pueden comparar con los franceses? ¿Y nuestros vinos? ¿Y nuestra tan veces elogiada dieta mediterránea? ¿Y no está demostrado que tenemos un gran alenco de diseñadores tan valorados en las pasarelas? ¿No es Inditex una de las marcas textiles mas vendidas del mundo? Y en educación… sí, vale, parece que es nuestra asignatura pendiente por excelencia, pero… no se rifan por ahí a nuestros médicos y a nuestras enfermeras? Y sigo, ¿quién apostaba un mísero duro por la selección española? “De cuartos no pasamos”, era la frase más escuchada en un partido de La Roja. Cualquier español hubiese puesto la mano en el fuego a que España siempre saldría escaldada de cualquier competición. Y fíjense, lo escaldado últimamente habría sido su mano.

Con todo esto no trato de hacer aquí una oda al egocentrismo españolista, hablo, simplemente, de no añorar continuamente lo extranjero, de valorar lo que tenemos aquí dentro, de escuchar que lo nuestro también es bueno, y sobre todo, de creérnoslo.

Fuente del texto
Hora 25 (Cadena Ser)
Fuente de las imágenes
www.reportajes.org
www.informacioneconomia.com
www.lasmiradasencillas.blogspot.com

2 Comentarios

  1. Es algo muy español lo de echarse piedras sobre el propio tejado, y yo siempre lo digo, vale que otros países sean “mejores” en ciertos aspectos que España. Pero me cansa el discurso de mucha gente de que para prosperar hay que irse fuera, irnos a EEUU o Europa, que en España no se nos valora… etc. Si todos nos vamos ¿quien levanta el país? Y ojo que tampoco soy un forofo de lo español, pero si que creo que deberíamos valorarnos más.

    Me ha gustado mucho tu artículo 😉

Dejar respuesta