La NASA descubre Kepler-22b, un exoplaneta de características similares a la Tierra

0
252

En marzo de 2009, la NASA puso en marcha un proyecto espacial para buscar exoplanetas de características similares a la Tierra. Dos años y medio después, y tras una intensa exploración del Universo conocido, los resultados han deparado la existencia de Kepler-22b.  

Kepler-22b

El ser humano se ha sentido históricamente fascinado por el Universo y sus hipotéticos habitantes. Ya en el Siglo XVI, el filósofo y astrónomo Giordano Bruno se aventuró a decir que las estrellas fijas eran semejantes al Sol y constaban de sus propios planetas alrededor.

Durante el siglo XIX, esa curiosidad insaciable hizo que las investigaciones científicas dirigiesen su mirada hacia los planetas extrasolares (exoplanetas), aquellos que se encuentran fuera del Sistema Solar orbitando alrededor de una estrella. Pese a las hipótesis y teorías existentes, resultaba imposible verificar empíricamente su existencia.

En 1995, el equipo de investigación suizo capitaneado por Michel Mayor y Didier Queloz anunció  que la estrella  Pegasi b estaba acompañada de un planeta. Pocos meses después, Geoffrey Marcy, científico de la Universidad de California, dio a conocer el hallazgo de dos nuevos exoplanetas.

Eugenio Rivera y su equipo de investigadores de  la NASA descubrieron en 2005 el primer planeta de tipo terrestre, caracterizado por su composición abundante en silicatos y bautizado con el nombre de Gliese 876d. 

Actualmente existen distintos proyectos encabezados por la NASA (Estados Unidos) y la ESA (Europa) para descubrir nuevos planetas extrasolares mediante el uso  del sistema de tránsitos, es decir, dotando a los satélites en órbita de sensores fotométricos CCD que se ocupen de medir el brillo de los astros y revelar así la existencia de planetas.

En marzo de 2009, la NASA lanzó el satélite Kepler con intención de llevar a cabo una exploración de tres años de duración. En diciembre de 2011, el centro norteamericano confirmó la detección de 2.326 planetas, de los que 207 tienen un tamaño análogo al de la Tierra.

Sin embargo, el gran descubrimiento de este satélite es el planeta Kleper-22b, que se encuentra situado en el sistema planetario Kepler22, a 600 años luz de la Tierra. Su temperatura permite las condiciones necesarias para la existencia de agua en estado líquido.

Kepler 22 System

El equipo que dirige la exploración del satélite ha confirmado que el planeta orbita sobre una estrella algo más pequeña que el Sol durante 290 días, y se ha demostrado que la luminosidad de la estrella es un 25 por cierto menor que la del Sol, lo que conlleva una temperatura más baja que la terrestre. Pese a que aún no se pueda corroborar la composición exacta de su masa y superficie, los científicos de la NASA afirman que puede ser el primer planeta equivalente a la Tierra y el más idóneo para albergar vida.

Imágenes: Flickr

Dejar respuesta