En busca de la información: Cumbre Iberoamericana en Montevideo y plan de reestructuración en RTVE

0
135

Es sábado, casi mediodía… Me levanto tarde, como siempre…, no importa, todavía no trabajo de periodista. No tener profesión ni nada estable en la vida tiene sus ventajas: nadie te explota. Ahora estudio…  y me dejo explotar por quien yo quiero.
Hora de leer los periódicos… No uno, sino tres. Hablemos de periodismo o, mejor dicho, hablemos del trato que reciben los que ya son periodistas…
Hay varias noticias que llaman mi atención. Todas ellas sobre los profesionales del periodismo. ¿Será su manera de reivindicar? ¿De exigir sus derechos? ¿De ganar credibilidad? ¿De mostrar su esfuerzo? Los periodistas no hablan de ellos mismos, hablan sobre noticias, hechos, verdades y no tan verdades…, pero si su profesión se convierte en noticia: mal asunto.

Buscar la verdad es difícil y, si no, miren a los periodistas. Conseguir información es complicado y, si no, miren a los periodistas. Que le hagan caso a un periodista implica a veces pedirlo a gritos y, si no, miren la última Cumbre Iberoamericana en Montevideo, Uruguay. Ahora ya resulta que una rueda de prensa no es lo que a todos nos enseñaron. El concepto de rueda de prensa y su utilidad varía en función de los convocantes. Y si el convocante es el Presidente del Gobierno de España que decide convertir una rueda de prensa en unas simples declaraciones sin turno de preguntas, pues así será la rueda de prensa. Claro que con algún malestar no sólo para lingüistas, sino también para periodistas.

Eso es lo que pasó en la primera intervención de José Luis Rodríguez Zapatero en Montevideo ante los periodistas. La primera rueda de prensa ansiosamente esperada generó gran malestar entre los medios convocados, al convertirse en una simple declaración; cambio anunciado por el Secretario del Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. Después de la declaración por parte de Rodríguez Zapatero, acompañado por el Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, los informadores llevaron a cabo su propia venganza, preguntando a gritos lo que se les negaba contestar. Imagínense en medio de un acontecimiento de tal envergadura, un asunto político tan importante, con la presencia de una veintena de jefes de estado y de gobierno latinoamericanos esparcidos por el edificio en una sala, y decenas de periodistas, gritando sus preguntas al Jefe del Gobierno de España y a su Ministro de Asuntos Exteriores, como si de un mercadillo con múltiples comerciantes se tratara. Alboroto y jaleo que tan sólo dieron lugar a un par de respuestas, motivadas por la vergüenza repentina del Presidente.

No sé…, creo que la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense todavía no tiene ninguna asignatura de cómo gritar en medio de una rueda de prensa o cómo hacer que un gobernante dé una rueda de prensa cuando la ha convocado. Si se diera el caso, sin embargo, creo que sería conveniente enseñar a los periodistas cómo respetar a los que no nos respetan, para que no se llegue a semejantes situaciones. Y, si no, poner algún máster de “Respeto a los Periodistas” para políticos y aspirantes a políticos, así como enseñar a que en las ruedas de prensa hay que responder a las preguntas hechas por los periodistas… Igual así les votarían más.

Después de encontrarme con noticias tan “inquietantes” y “esperanzadoras” sobre mi futura profesión, por cierto, no reflejada en cada uno de los tres periódicos comprados esta mañana, paso página para encontrarme con otra noticia que hace visualizar aún mejor el panorama profesional de los colegas periodistas. Esta vez de periodistas que pronto podrán dejar de ser periodistas: las personas mayores de 50 años en Radiotelevisión Española. Un curioso regalo para su 50º Aniversario, con la siguiente dedicatoria: Plan de Saneamiento de RTVE. Parece que esta empresa, SEPI y los sindicatos han llegado a un acuerdo que no deja muy conformes a unos trabajadores que pronto serán “sanamente” puestos en la calle. Con prejubilaciones, claro, para los mayores de 50 años que, sin embargo, no saben todavía si se tratará de prejubilaciones voluntarias u obligadas. Ante este panorama y unas retribuciones económicas que tampoco han dejado satisfechos a los afectados, el principal ente público de medios de comunicación del país queda en entredicho con una ley de saneamiento de plantilla de personas mayores de 50 años, cuando en Europa se está hablando de limitar precisamente las prejubilaciones. Ante el envejecimiento de la población europea, el Comisario Europeo de Economía y Finanzas, Joaquín Almunia, ya ha anunciado la necesidad de suprimir el sistema de prejubilaciones e incluso retrasar la edad de jubilación entre nuestros mayores. El plan de reestructuración de RTVE, sin embargo, contempla todo lo contrario, dejando a la mitad de la plantilla sin sus profesionales más experimentados. En pleno debate del papel que deberían jugar los medios de comunicación públicos, ¿está en debate también si un ente público debería ser integrador y no discriminatorio y que mire por los intereses de sus ciudadanos?

Querida profesión… Queridos periodistas… Tanto esfuerzo para que luego os insulten, griten, despidan o secuestren.

El honor es vuestro…

Fuentes:
El País, 04/11/06
ABC, 04/11/06
El Mundo, 04/11/06

Dejar respuesta