Elsa Punset vuelve a la literatura y a las emociones con “Una mochila para el universo”

0
161


Portada del libro de Elsa Punset

La escritora y divulgadora científica Elsa Punset presentó Una mochila para el universo, un texto que contiene las 21 rutas disponibles para emprender “el buen camino” hacia el mundo de las emociones. Ser optimista, creativo y vivir el momento presente son algunas de las claves que ofrece la hija del reconocido político y pensador Eduardo Punset para alcanzar la felicidad.

La autora llevaba tres años sin publicar debido a su participación en el programa de televisión “El Hormiguero” y a sus colaboración radiofónica en RNE. Ahora se ha propuesto un nuevo reto: ayudar a la gente a vivir mejor. Y lo hace embarcando al lector en un viaje emocional que atraviesa las 21 rutas definitivas para aprender a convivir con nuestras emociones. “He intentado explicarles los grandes mecanismos de lo que nos mueve, recordarles que tenemos un cerebro que se diseño hace muchísimos años en un entorno muy distinto del que tenemos hoy. Tiene un problema este cerebro, y es que tiene un sesgo negativo y tiende a verlo todo mal”, explicó Elsa Punset durante la presentación del libro, el pasado 22 de mayo, en el Hotel de las Letras de Madrid.

Esta tendencia a la negatividad que posee el cerebro radica en que fue diseñado para vivir en un entorno muy peligroso. “Al cerebro básicamente le importa poco si eres feliz o no, lo que quiere es que sobreviva tu especie. Eso es una faena, porque eso significa que agranda todos los peligros, y que si te pasan dos cosas malas a lo largo del día y siete buenas, las cosas malas cobran una importancia enorme, y te cuesta mucho más fijarte en las buenas”, apuntó Punset. La divulgadora ha intentado que el lector de Una mochila para el universo (Destino) perciba esos avisos del cerebro, que son las emociones, y aprenda a gestionarlos. 

La escritora Elsa Punset

“Sólo en los últimos quince años hemos empezado a medir el impulso de las emociones. De la misma forma que en los años 50, hace relativamente poco, la gente no sabía que había que hacer ejercicio para estar físicamente mejor. Ahora estamos en la fase paralela en la que la gente todavía no entiende que para que el cerebro y sus emociones funcionen bien, tienen que ejercitarlo. Pensamos que podemos tener una mente sana sin alimentarla bien y sin trabajar, y sin embargo ya hemos aceptado que con el cuerpo no es así. Si no lo ejercitas y lo alimentas bien estarás enfermo. Es exactamente lo mismo (con el cerebro)”, destacó la escritora.

“Por ejemplo, el estrés es fruto de que tenemos un cerebro muy desarrollado que tiene la capacidad que no tienen los demás animales, de prever y recordar. Esto hace que nos cueste mucho centrarnos en el presente, que es lo que verdaderamente nos hace felices”, explicó Punset. ¿Una solución? Agilizar el cerebro poniendo en práctica ciertos ejercicios, como por ejemplo, vestirse o ducharse con los ojos cerrados o hacer el amor centrándose en algún sentido menos utilizado. Estas actividades pueden ser el primer paso hacia el cambio.

Ramon Perelló, editor de Destino, explicó que la novela “aporta 21 itinerarios de información clara, concisa, con un estilo concreto y de manera práctica” que sirven de acicate  para manejarse “con éxito por ese complejo y, hasta hace muy poco, desconocido universo de las emociones”.

 Fotos: Editorial Destino y Manuela Medina

Dejar respuesta