El rinoceronte negro occidental de África es especie extinguida desde 2011

0
249

Varios portales de noticias han informado erróneamente durante las últimas semanas sobre la desaparición del rinoceronte negro occidental (Dieceros bicornis longipes) cuando en realidad fue declarado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie extinguida en noviembre de 2011.

Flickr

Páginas Web y usuarios en redes sociales como Facebook han causado preocupación al anunciar y compartir recientemente la noticia de la desaparición de otra especie animal, una de las muchas que no ha podido sobrevivir a las actividades cada vez más perjudiciales del ser humano. El rinoceronte negro occidental (conocido también como Dieceros bicornis longipes), una subespecie de rinoceronte negro (Diceros bicornis), es el animal de cuya desaparición se está informando de forma poco veraz ya que se trata de una noticia de hace casi dos años.

Según han confirmado fuentes oficiales de la UICN para la elaboración de este artículo en La Huella Digital, la especie Dieceros bicornis longipes está extinguida desde el año 2011 y por ello las informaciones que se han dado recientemente son erróneas. Esta organización es la responsable de la elaboración de la Lista Roja de las Especies Amenazadas (un documento que recoge un listado sobre el estado de conservación de la flora y fauna amenazada del planeta) y en la cual se recalcó a través de una actualización el día 10 de noviembre de 2011 que no se habían tenido noticias ni indicios de este animal desde el año 2006. Desde ese momento se consideró oficialmente “especie extinguida”, atribuyéndose el motivo de su desaparición a la excesiva caza motivada por la obtención de la queratina de sus cuernos y con la que posteriormente se hace comercio en el mercado negro.

Asimismo, y en relación a la precaria situación de todas las subespecies de rinoceronte, varios científicos proponían en un artículo publicado en la revista estadounidense Science levantar la prohibición del comercio de cuernos para terminar con la caza furtiva. Con dicha medida lo que se pretendería sería establecer un mercado regulado que cubra la demanda de cuernos y sea más seguro para los compradores al no tener que recurrir estos al mercado negro para adquirir lo que buscan. No obstante, aquellos en contra de la propuesta afirman que la legalización tan solo estimularía el mercado ilegal y la demanda aumentaría de tal forma que serían muchísimos más animales los que correrían peligro por ello. Pero los investigadores, manteniendo firme su teoría, aseguran que los rinocerontes tendrían mejor protección al ser criados en cautiverio y además se facilitaría con todo ello la recolección y la venta controlada que podría llegar a todas partes del  mundo.

Un grupo de científicos australianos de la Universidad de Queensland también afirmó que el legalizar el comercio de cuernos podría salvar a especies de rinocerontes de la extinción. El estudio liderado por el Dr. Duan Biggs sostiene que se puede satisfacer la demanda de dicho material a partir de animales vivos y no necesariamente peligrando la vida de la especie. No obstante, hay muchos que están en desacuerdo y que siguen cuestionándose de donde surge dicha demanda que tan innecesariamente ha acabado con la existencia de tantos animales.

Fotografía: Flirk

Dejar respuesta