El vertido del Oleg Naydenov sigue teniendo en vilo a Canarias y España

1
372

Tras el hundimiento del pesquero ruso Oleg Naydenov el pasado martes a 24 kilómetros al sur de Maspalomas (Gran Canaria), la amenaza para el equilibrio ecológico de la región se ha tornado real con los últimos acontecimientos, poniéndose en jaque al ecosistema marino de Canarias; mientras se demuestra una vez más el peligro que conlleva el transporte de grandes cantidades de fuel.

Ave sobrevuela restos del fuel en las aguas de la playa de Veneguera |Greenpeace
Ave sobrevuela restos del fuel en las aguas de la playa de Veneguera |Greenpeace

Dos semanas después del incendio del pesquero ruso Oleg Naydenow, que cargaba 1.400 toneladas de fuel, el buque sigue vertiendo al mar kilos y kilos de esa carga. Aún se desconoce cuándo de pondrá fin al desastre, así como tampoco se sabe la cantidad de hidrocarburo que ha salido al mar desde el hundimiento del pesquero. A día de hoy no se descarta que las fugas sean más de tres, aumentándose con esto el riesgo en las costas de Gran Canaria y Tenerife.

El dispositivo desplegado para la limpieza de las aguas ha recogido cerca de 400 kilos de restos de hidrocarburos. Desde el Gobierno, el Secretario de Estado de Fomento, Julio Gómez Pomar, aseguró que el fuel no ha llegado a las costas de Tenerife y La Gomera, y afirmó que la mancha principal del vertido se encuentra a unos 370 kilómetros al sur del lugar donde se hundió el Oleg Naydenow.

Sin embargo, desde un modelo matemático diseñado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid, se ha hecho una estimación del trayecto futuro de la mancha de fuel, pronosticando que ésta avanzará hacia el suroeste de Gran Canaria y el sureste de Tenerife, estimándose la fecha para hoy 1 de mayo. Asimismo, este modelo, cuya fiabilidad se comprobó en el accidente del Prestige, descarta que el vertido pueda llegar a Lanzarote y Fuerteventura.

Ante la situación, Greenpeace denunció el pasado domingo la aparición de una nueva mancha de fuel de entre 4 y 5 kilómetros de longitud. El avistamiento tuvo lugar cuando los ecologistas sobrevolaban la zona afectada, y aseguran que la mancha se extiende desde las 15 millas frente a las costas de Maspalomas.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=NKodb-oL5YA#t=20[/youtube]

De los tanques del barco sigue saliendo fuel a unos diez litros por hora, según datos del robot submarino desplegado por la empresa noruega Otech, contratada por Fomento, que también se encargará del sellado de las tres fisuras detectadas. Estos trabajos se llevarán a cabo en los próximos días, y contarán con el hándicap de la profundidad a la que se encuentra hundida la embarcación, unos 2.710 metros. El comienzo definitivo, según Gómez Pomar, tendrá lugar cuando se tenga el personal y material necesarios; así, se procederá en último lugar a la extracción de todo el combustible que haya en el barco.

Ante la posible necesidad de voluntarios para las labores de limpieza del fuel, la plataforma creada por el Grupo de Rescate de Fauna y Apoyo al Voluntariado, que asesora al comité que sigue el vertido del Oleg Naydenov, ha reclutado en cinco días a 377 voluntarios, a los que formará para que limpien la costa en caso de que las circunstancias así lo precisen.

Cómo pasó

El pesquero ruso Oleg Naydenov se incendió a las 13:30 horas del pasado sábado 11 de abril mientras se encontraba atracado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. El fuego generado no dejó daños personales, pero provocó una gran humareda que se propagó por la ciudad. El domingo 12 de abril las autoridades decidieron llevarlo a una “zona segura” en alta mar donde se mantuvo a flote a unas 20 millas de Fuerteventura.

Dos días después, la noche del martes, el pesquero ruso se hundía a 15 millas (24 km) de la costa, en una zona del Atlántico donde el lecho marino se encuentra a 2.400 metros de profundidad, según fuentes de Salvamento Marítimo, y daría comienzo la crisis del vertido, que a día de hoy sigue sin una solución integral.

Según informó la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), alejar el buque del puerto fue una “maniobra desafortunada que elevó el riesgo de derrame”, y por tanto, de provocar daños en el medio ambiente.

Consecuencias: Fauna marítima

Las repercusiones sobre la fauna marítima ascienden a 14 ejemplares afectados, y no se descarta que pueda haber más. Así, una semana después del hundimiento del Oleg Naydenov el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo de Gran Canaria rescató la primera ave marina afectada por el fuel. El animal, una pardela cenicienta, fue encontrado en la Playa de Arguineguín, al sur de la isla, desde donde fue recogida por el personal del centro.

Tortugas bobas afectadas por los hidrocarburos derramados por el pesquero ruso tras su hundimiento | Greenpeace
Tortugas bobas afectadas por los hidrocarburos derramados por el pesquero ruso tras su hundimiento | Greenpeace

Al igual que la pardela, dos tortugas bobas fueron también afectadas, y una semana después de ser rescatadas han podido ser devueltas al mar en la playa de Las Canteras (Las Palmas de Gran Canaria).

Además de estas especies, un delfín mular adulto (Tursiops truncatus) fue encontrado con la aleta dorsal impregnada de petróleo y con otras manchas pequeñas visibles en el morro, según informó Greenpeace el pasado 23 de abril.

Desde el centro se insiste en que tiene que haber más fauna perjudicada por el vertido, ya que se trata de una zona de migración de aves marinas entre África y Europa. Asimismo, se ha alertado de que las aves buceadoras son las que más peligro corren, porque, si se manchan, morirán, pues no son capaces de refugiarse en tierra para protegerse.

Para llevar a cabo la vigilancia de las especies marinas, que puedan estar en riesgo de contaminación o se encuentren afectadas, se ha establecido un compromiso entre la Guardia Civil de Mar y el Ministerio de Medio Ambiente en el marco del protocolo de actuación, con el objetivo de que se peine la zona del vertido en busca de posibles animales contaminados.

1 Comentario

Dejar respuesta