El verano que todo cambió

0
139

El único placer es la nueva novela de Mónica Seguel, un pequeño cuento tejido entre olas, los rayos de sol de verano y el dantesco escenario que provocó el terremoto de 2010 en Chile.

9789562477789Fernanda tiene cuarenta y cuatro años, tres hijos, un matrimonio tan perfecto como vacío, un perro y una vida impecablemente rutinaria en Santiago de Chile. Es una arquitecta que se compromete con su trabajo con la misma vehemencia que lucha con los demonios del insomnio que la atormentan desde hace tiempo, pero también es una amante pasional, aunque esa cara oculta haya permanecido aletargada durante años… hasta que se da la oportunidad de descubrir nuevos paisajes, nuevas experiencias y, en definitiva, descubrirse a sí misma.

A lo largo de estas páginas acompañamos a la protagonista a través de una narración ligera y subjetiva, y ante nosotros van apareciendo los episodios evocados: su viaje a Pichilemu por motivos laborales, su encuentro con Pedro Sánchez –el ingeniero que supondrá un giro drástico en su vida-, la pesadilla del tsunami ocasionado por el sismo, su recuperación física y emocional como superviviente. Son varios los escenarios y personajes que conforman este relato breve, que se esfuerza por dibujar la psicología de Fernanda sin escatimar en notas edulcoradas y desde la primera persona: asomada a un lapso temporal enmarcado en unos pocos meses, rememora el huracán de pasiones descubiertas y el terremoto, que estremecen el propio relato y parten en dos su capacidad para mantenerse en equilibrio.

El único placer, que llega a las librerías como novedad de la editorial Planeta Chile, es tan liviano que durará en nuestras manos apenas un par de tardes, durante las cuales podemos sentirnos transportados hacia unos recuerdos tan paradisiacos como frágiles. En él encontraremos el testimonio de una mujer atravesada por las emociones, pero cuya valentía para sobreponerse constituirá el leit motiv de la trama.

 

Portada extraída de Instagram

Dejar respuesta