El vendaval blaugrana arrasa en Bilbao

0
197

Ya conocemos quién ha sido el nuevo campeón de la Copa del Rey de baloncesto, y éste no ha sido otro que el gran favorito, Regal Barcelona. El proyecto de Joan Creus y Xavi Pascual tenía que demostrar los esfuerzos económicos que se habían realizado en el club para completar la plantilla del año anterior. Y la presión no hizo mella, y ante los ojos del presidente Joan Laporta cumplieron el sueño que todo barcelonista espera, ganar títulos apabullando al Real Madrid.
El conjunto de Xavi Pascual comenzó las eliminatorias con ciertos problemas debido al bajo porcentaje en su línea exterior. En cuartos de final se medía al Cajasol dirigido por Joan Plaza, que gracias a su férrea defensa impedía al equipo catalán encontrar claras situaciones de tiro. Sin embargo, acabó imponiéndose la calidad en la pintura y de sus jugadores exteriores que se inventaron grandes penetraciones por los pequeños huecos que dejaba su rival.

En semifinales el Barça también tuvo que sufrir ante el rival que más problemas le ha puesto esta temporada, el Power Electronics Valencia que se mantuvo en el encuentro hasta los últimos minutos gracias a su pareja interior Nielsen-Perovic que supieron manejar a los gigantes pivots del equipo catalán. Sin embargo, la gran plantilla blaugrana acabó solventando el partido gracias a su superioridad con el rebote y a un gran Fran Vázquez que se movía con gran rapidez por la zona.

Por otro lado, el Real Madrid se presentaba en la final ganando sus partidos con mayor facilidad que su oponente. En primera ronda, un gran Llull junto a Marko Jaric lideraron el ataque blanco para fulminar al DKV Juventud. En semifinales se presentaban ante el segundo clasificado, el Caja Laboral que sin la presencia de Splitter perdía gran parte de su potencial y el equipo de Messina se impuso con comodidad gracias a la aportación de Lavrinovic que desde su acierto exterior abría las defensas y permitía a sus compañeros más espacios interiores.

Ante el gran momento de forma que llegaba el equipo blanco y los problemas con los que el Barça se encontró para obtener su pase a la final, se presentaba un partido muy igualado. Y así, transcurrió el primer cuarto, hasta que la máquina blaugrana despertó y Basile con dos triples consecutivos, y Fran Vázquez haciendo mucho daño a los jugadores interiores blancos, dieron el empuje inicial a su equipo, dando las primeras ventajas hasta llegar al descanso con 15 puntos de ventaja.

El Real Madrid, no se repuso del gran segundo cuarto catalán, mientras que el Regal Barça aprovechó su oportunidad, finiquitando el partido en el tercer período y hundiendo al equipo de Messina que no encontraban las soluciones para recortar la máxima ventaja que obtenía el rival: 27 puntos. El último cuarto no contó con ningún tipo de reacción y el Barça apabulló a un Madrid, que no encuentra la forma de competir ante su “archienemigo”.

El Barça no encuentra rival en la competición nacional y por ello su aspiración es emular al equipo de Guardiola de la temporada anterior, consiguiendo el ansiado triplete (Copa del Rey, Liga ACB y Euroliga). Y tras la exhibición en Bilbao, no parece tan alejada esta ambición. Sólo falta por descubrir, quien será el rival que haga frente a este equipazo.

Fuente de la imagen:
www.marca.com

Dejar respuesta