El universo musical de Matías Cella

0
1166

Músico y productor musical de artistas como Jorge Drexler y Kevin Johansen, Matías Cella constituye un ejemplo de esfuerzo y trabajo en su desarrollo personal y profesional. Ambas partes se fusionan en su pasión por la música: lo que le divierte y a la vez le brinda trabajo.

Estar cerca de artistas como Fito Páez, Marco Susano o como Lenine, le ha llenado de experiencias y anécdotas increíbles. En esta entrevista para La Huella Digital, nos cuenta no sólo de su carrera sino de la labor con el dúo peruano Alejandro y María Laura: jóvenes en quienes encuentra un talento inmenso y con quienes trabajará en su primer disco.

Pregunta: Ser productor musical de artistas como Jorge Drexler y Kevin Johansen ¿en qué ha beneficiado tu aprendizaje como músico y como oyente?
Respuesta: En casi absolutamente todo. Me crié artística y laboralmente, en mi 80% con ellos dos y me logré fusionar con ellos, más allá de ser su ingeniero de sonido en vivo, como un link entre ambos. Un link, incluso, entre ellos y otros artistas. Tanto Jorge como Kevin son dos músicos y compositores, que si bien comparten público y muchas otras similitudes, funcionan de una manera muy disímil. Kevin es un artista que sabe lo que quiere hace años y así lo hace. Tiene una música muy propia y descendiente de estilos que escucho y toco casi toda la vida. Por el contrario, Jorge es una persona extremadamente experimental e inquieta. No es su deseo estar a la vanguardia de todo, sólo busca nuevas formas de expresión musical para no aburrirse. Es un amante de la Internet como herramienta artístico-laboral, y está súper abierto a todo lo que sucede hoy/ahora. Por un lado, Kevin disfruta de la misma banda hace como nueve años. Ellos, a su vez, son amigos de la infancia entre sí y comparten felizmente ese proyecto desde el comienzo. Jorge es partidario de buscar músicos que aporten a su proyecto y que le hagan aprender y buscar sonoridades nuevas.

Como decía, me crié casi artísticamente con ellos, y me di cuenta del tamaño de los artistas con los que trabajaba cuando pasamos años de trabajo en conjunto. Son artistas muy finos, que educan el oído de cualquiera que tenga las esporas abiertas.

P.: ¿Cómo así decidiste trabajar con Alejandro y Maria Laura? ¿Qué fue lo que más te gustó al oírlos por primera vez?
R.: Mabela Martinez, promotora de los conciertos de Jorge y Kevin en Lima, me suele enviar material para producir o dar una opinión de ese material. Así me envió algo de los chicos en una época difícil para trabajar, pues estaba a punto de ser padre. Había vuelto a Buenos Aires para criar allí a la niña y quería evocarme por completo en ello. Cuando oí las canciones de los chicos me propuse trabajar con ellos sí o sí. Me gustó mucho. Es difícil encontrar gente tan joven talentosa y preocupada por escribir letras buenas y que digan algo. Son dos virtuosos con los instrumentos, lo cual hizo más fácil todo el proceso. Todo elemento que quería agregar ya tenía un sustento armónico y lírico hermoso. ¡Además cantan de cojones!

P.: Cuéntanos acerca del trabajo en el disco, los días en el estudio, el día a día con los chicos,… ¿Recuerdas alguna anécdota importante?
R.: Existen muchas,…, como todo grupo de gente muy disímil, originarios de distintas partes del mundo, encerrados unos días en un estudio, generan una cantidad de anécdotas infinitas. Grabamos con músicos muy buenos en Buenos Aires, gente que está muy al loro en cuanto a audio y a color musical. Yo suelo trabajar primero las bases de los temas que quiero armar con una banda, más del palo rock, si se quiere, con Diego López Arcaute (Fito Paez, Juana Molina, Lucas Marti, etc.) quien es un baterista increíble y  que es un tipo que trabaja mucho el audio de la batería. Suele ser un disparador de ideas para mi, muchos arreglos de canciones, entonces, parten de la… ¡Batería! Yo me sentaba con el bajo y tocábamos arriba de la grabación que me mandaron los chicos, y así armábamos el arreglo.

Una anécdota que recuerdo es que estábamos grabando una canción que se llama “Dentro de ti” con Fernando Mantaras en contrabajo, Ariel Polenta en piano, Ale en guitarra y voz, y Maria Laura en voz. Como todo tema grabado en vivo, hay que hacer primero 2 ó 3 tomas para que el arreglo cobre fuerza (cuando la primera toma no es perfecta, que a veces sucede) y ahí toma forma todo. Los chicos relajan y encuentran también la intención de la cantada. Habíamos hecho unas 6 ó 7 tomas y ya la última estaba bien. Les dije “una más y les invito un Fernet (Fernet Branca con Coca-Cola, bebida amada en argentina y repudiada en el resto del mundo) y la toma quedó buena, pero encontraron en ella una cosa en la intención en el final hermosa. Sin embargo, había quedado medio chunga, cuando terminó la toma todos se levantaron de su asiento de un salto, y Ariel grito: ¡el mío con hielo! antes que finalice de grabar el técnico y eso quedó grabado. Tuve que pegar otro final porque ese no se pudo usar, ya que esa “info” ¡entró por todos los tracks!

P.: ¿Cuándo verá la luz el disco? ¿Cuándo regresarás a Lima y qué trabajos próximos realizarás en la capital de Perú?
R.: La verdad no lo sé. Se mezcla esta semana y la que viene. Se va para mastering y se manda a fábrica en Lima. En unos 30 días estaría viendo la luz el disco.

P.: ¿Qué proyectos se vienen a futuro, tanto personales como con otros artistas?
R.: Muchos. En febrero de 2012 grabo con un artista del cual soy fan, gaucho de Brasil, Vitor Ramil. Es un songbook de unas 30 músicas que sale con 2 libros. En el disco cantarán de invitados Ney Matogrosso, Caetano Veloso, Pedro Aznar y alguno que otro más. Grabaremos en Buenos Aires y en Rio de Janeiro.

Además, estoy armando un disco de música electrónica con todos los samples que quedaron del año y medio de gira y búsqueda de sonidos callejeros con Jorge Drexler; durante la gira de Cara B. Hay sonidos de todo el mundo, muy freaks y muy musicales. Mensajes de predicadores en el Zócalo de DF, órganos musicales en Colombia, un vendedor de “Revolución caliente” (golosina de Perú y ¡nombre del proyecto!). Esto no sé cuándo verá la luz, pero es un proyecto que me gustaría tener tiempo para realizar. También estamos preparando con Kevin Johansen un disco de canciones para niños, que de ser posible, a fin de año estaríamos preparando los demos.

P.: Finalmente, Matías, un consejo para los jóvenes cantantes y/o compositores que se inician en el mundo de la música.
R.: Es difícil dar consejos y no me siento con ninguna autoridad de hacerlo. Sí puedo decir lo que vi en tantos años de ruta: vi gente de un talento infinito manejar un taxi, vi gente sin ningún talento llenar estadios, vi músicos haciendo lo imposible por tocar y vi músicos quejándose por tocar demasiado. Vi gente en los bares coreando canciones totalmente emocionados, arriba y abajo del escenario; y vi bares vacíos con gente mirando para los costados buscando el mozo para otra cerveza. Lo que puedo ver en común en todo esto, es que la única forma de lograr algo en esta vida es estando convencido de lo que haces, y trabajando hasta pasar al cansancio,…, ganarle, perder de nuevo y volver a ganarle.

Tanto Kevin como Jorge, como Fito, como Marco Susano, como Lenine, lograron lo que lograron trabajando en condiciones infrahumanas; en los peores baretos del mundo, con el peor sonido jamás escuchado y volviendo a hacerlo las veces que fueran necesarias. No hay talento que “triunfe” sin que se trabaje hasta lo inimaginable y no hay forma de hacer música sin amar con enfermedad esta profesión. Hay que olvidarse de las multinacionales y del tipo de traje que viene y te dice, “sos un genio, toma 12 millones de euros”, porque eso no existe, eso destruyó la música, eso le dio poder a las multinacionales, y ese poder generó mucha soberbia, y esa soberbia no supo ver lo que venía. Ahora no existe nada, hay que armar todo 0 hay que rebuscarse para grabar un buen disco en buenas condiciones, con un buen estudio y buenos técnicos. Por eso, como digo, la única forma de hacer esto y que logres llegar al punto que buscas, es trabajando,…, y mucho.

P.: Gracias por el tiempo, Matías. Recibe mi más sincero deseo de éxito en tus proyectos.
R.: Gracias por la entrevista.

Fuente de la imagen:
Google Images

Dejar respuesta