El Unicaja quiere escalar puestos con Luis Casimiro

0
66

Tras acabar la temporada pasada fuera de los puestos de playoffs, el Unicaja afrontaba este año con ilusión,  caras nuevas y el objetivo de dejar atrás los malos recuerdos. Un gran inicio, con doce victorias en los primeros 16 partidos ligueros, no hacía presagiar la actual racha, en la que el conjunto andaluz sólo ha sumado una victoria en 16 encuentros. El club decidió destituir a Chus Mateo el pasado lunes y sustituirlo por Luis Casimiro, nuevo encargado de reconducir la nave malagueña.

El Unicaja tendrá que hacer piña para remontar la situación

La temporada empezó de manera ilusionante. El Unicaja se codeaba con los de arriba en las primeras jornadas y avanzaba en la Euroliga, a pesar de encajar más derrotas que victorias en la primera ronda, algo previsible al estar encuadrado en el mismo grupo que el CSKA de Moscú y el Panathinaikos, dos de los equipos más potentes del continente.

Todo se truncó a mediados de enero, cuando el juego del equipo y sus resultados cayeron como en una montaña rusa. Desde este momento hasta el día de hoy, el equipo dirigido por Chus Mateo sólo pudo sumar una victoria en los últimos 16 partidos, incluyendo la eliminación en la Copa del Rey frente al Lagun Aro y las seis derrotas en seis partidos en el Top 16 de la Euroliga.

Y como dice el refrán, “a perro flaco todo son pulgas”. La mala racha de juego y resultados ha ido acompañada de una plaga de lesiones, incluidas las de larga duración de hombres importantes como Jorge Garbajosa y Tremmell Darden.

El rayo de luz aparecido en esta situación de profunda oscuridad tiene nombre y apellidos: Álex Abrines. El jugador mallorquín, de 18 años, nombrado mejor jugador del pasado Campeonato de Europa Júnior y también del Campeonato de España Júnior 2010-2011, está rayando a gran nivel y es la pieza más destacada del equipo. 

Álex Abrines, la nueva perla del Unicaja

La decisión tomada por la directiva andaluza de destituir a Chus Mateo se antoja como un revulsivo necesario, ya que el equipo ocupa la décima posición en la Liga Endesa empatado a victorias con el octavo, el Gescrap Bizkaia Bilbao, que ocupa la última posición que da acceso a los playoffs.

“Evitando hacer valoraciones de lo ocurrido durante esta temporada, entiendo que es momento de pensar en positivo y seguir peleando juntos por salir de este mal momento”, dijo en su carta de despedida el técnico madrileño. También tuvo palabras para la afición, a la que quiso agradecer todo su cariño. “Siempre os he tenido en mis pensamientos, os llevaré en el corazón”, afirmó Mateo.

Su puesto lo ocupará Luis Casimiro, entrenador con largo recorrido en los banquillos españoles, destituido hace menos de dos meses del Blancos de Rueda Valladolid, equipo con el que consiguió cuatro victorias en 18 partidos. El nuevo inquilino del banquillo del Unicaja tiene por delante nueve partidos para hacer que la situación del equipo cambie radicalmente, siendo el principal objetivo lograr un billete para los playoffs. El primer acto tendrá lugar en el Martín Carpena contra el Lucentum Alicante, rival directo de los malagueños.

Fotografías: Unicaja Baloncesto

Dejar respuesta