El triunfo de vivir Malviviendo

0
257

De vez en cuando comerse las palabras de una misma supone una enorme satisfacción. Puedo afirmar que esta es una de esas veces. Yo, que siempre ando echando pestes de las series de televisión españolas, esta vez tengo que rectificar y decir: sí, hay una serie nacional que merece la pena. Pero, ¡ay! Ya decía yo que fallaba algo. ¿Serie de televisión? ¡Qué va! La plataforma donde se puede por fin encontrar calidad, frescura y humor, todo ello de manos jóvenes y españolas, es Internet.
Malviviendo es un proyecto que nace cuando ocho veinteañeros profesionales del sector audiovisual se cansan de ser meros nombres en la lista del paro y deciden hacer algo. Ese algo es una serie “transgresora y gamberra”, como ellos mismos la definen en su página Web, sin presupuesto de producción pero muy bien producida.

Da gusto ver cómo el capítulo piloto, que juran y perjuran que no ha costado más de 40 euros –y “todo en gasolina” asegura el productor y actor, Antonio Domínguez-, roza la profesionalidad. Más aún, la sobrepasa con un guión sobresaliente, unos personajes construidos de manera impecable –al igual que la interpretación de los actores, todos ellos aficionados- y situaciones hilarantes que consiguen pegar al espectador a la pantalla del ordenador.

Según el director y guionista David Sainz –ahora más conocido como “El Negro” por el papel de protagonista que desempeña en la serie-, Malviviendo “No es el mundo que vivimos, pero sí el que vemos”. Un mundo en el que la típica y tópica Sevilla de panfleto publicitario desaparece para dejar paso a gorrillas, cleptómanos, drogadictos, camellos, prostitutas y demás calaña característica de los barrios más bajos.

Pero la creatividad de estos chicos no se queda aquí. Cada capítulo mezcla brillantemente aportaciones propias con conclusiones filosóficas, diálogos y parodias de múltiples fuentes. De hecho, la cabecera de cada uno de los capítulos parodia a una serie distinta, desde Dexter hasta Expediente X pasando por Los Soprano, y siempre desde un punto de vista humorístico que consigue dibujar, cuanto menos, inevitables sonrisas.

Además, y por si fuera poco, los chicos de Malviviendo han copado la red. Sus tentáculos van desde Twitter hasta Facebook pasando por Tuenti, y siempre reclutando nuevos fans. Del mismo modo numerosos medios de Internet ya se han hecho eco de esta fantástica serie, y todos coinciden en apostar que, si no comienzan a recibir propuestas de cadenas de televisión pronto, será señal de que el medio audiovisual por excelencia está definitivamente de capa caída.

De hecho, el Diario de Sevilla en su página Web afirma que estos chavales ya tienen ofertas de alguna cadena de ámbito nacional. Ellos sin embargo prefieren no arriesgar. “Queremos seguir los pasos correctos. No conocemos este mundillo y no queremos equivocarnos”, confiesa David. Eso sí, también apunta que están dispuestos a “subir un escalón”.

Pero este no es ningún fenómeno nuevo. Después de que Cálico Electrónico diera el pistoletazo de salida, la ficción española ha ido apostando cada vez más y mejor por las series online. Grandes ejemplos de ello son la ya televisiva Qué vida más triste, Tú antes molabas o El taxi del amor. Todas ellas con producción de amateur pero con acabado profesional.

Y si no, cualquiera puede comprobarlo por sí mismo. He aquí un pequeño documento para abrir boca:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=cOnAwgzzdcY[/youtube]

Y si te han convencido, aquí puedes seguir disfrutando de Malviviendo.

Fuentes del texto:
http://www.malviviendo.com
http://www.diariodesevilla.es
http://www.publico.es
http://www.vertele.com
www.error500.net
Fuente de las imágenes:
http://www.malviviendo.com

1 Comentario

Dejar respuesta