El trabajo más viejo del mundo, a debate

0
146

Una vez más la propuesta de la legalización de la prostitución se plantea antes de las elecciones, esta vez de la mano de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera. Pocos son los partidos que apoyan esta decisión y es difícil encontrar una respuesta que contente a todos.

Albert_Rivera_-_02
Albert Rivera. Foto: Carlos Delgado

“Defenderemos un marco legal regulado para el ejercicio de la prostitución voluntaria que permitirá una mayor protección y seguridad de las personas que se dediquen a dicha actividad, velando por la voluntariedad de su ejercicio y por el control de las condiciones de salubridad e higiene en su práctica. Se permitirá de este modo, la incorporación regulada al mundo laboral en régimen de autónomos de aquellos que la ejercieran profesionalmente. Se restringirá el ejercicio de esta actividad económica en locales convenientemente legalizados, prohibiéndose su ejercicio en el espacio público. Los clientes que hiciesen uso de los servicios sexuales fuera de los ámbitos legalizados serían severamente sancionados”. De esta forma argumentaba Albert Rivera, líder del partido de Ciudadanos en el programa El Balcó de la Cadena Ser, su propuesta de legalizar la prostitución en caso de que saliera elegido en las siguientes elecciones.

Rivera opina que si se legalizara esta actividad, la cual según afirma es la tercera actividad económica de Europa, se podría obtener una mejor vigilancia policial hacia las redes criminales de explotación sexual. Albert Rivera ha invitado a participar en el debate de la legalización a todos los partidos, a toda la ciudadanía y sobre todo a todas aquellas personas que se verían afectadas de primera mano por esta ley. El resto de partidos han lanzado a los medios de comunicación sus opiniones al respecto y a pesar de las diferentes ideologías, todos coinciden en la no legalización de la prostitución, con diferentes argumentos:

El Partido Popular justifica su decisión en contra diciendo que “legalizar la prostitución equivaldría a legalizar a las mafias”. El PSOE, por su parte, ha manifestado que muchos miembros de su partido se sienten indignados con esta propuesta de Ciudadanos. La prostitución, según el grupo socialista, daña los derechos de las mujeres, las cuales se han visto obligadas a recurrir a este tipo de trabajo debido a la falta de dinero. Creen que esta propuesta se basa en la compra de mujeres como mercancía electoral. Por ello, no aceptan como salida de la crisis la propuesta que plantea Ciudadanos. Izquierda Unida cree que legalizar la prostitución significa legalizar el empleo del cuerpo de la mujer como un instrumento comercial. En declaraciones recogidas por el diario La Información argumentaban: “Somos contrarios a que se legalice porque no hablamos de una actividad laboral sino de utilizar el cuerpo como instrumento de comercio. No se habla de legalizar una actividad laboral y, salvaguardando a los afectados, sí creemos que hay que castigar y penalizar al que provoca la prostitución. IU no es partidario”. UPyD tampoco se muestra partidario de la propuesta planteada por Ciudadanos. Presumen de ser un partido que persigue a todas aquellas personas que utilizan a mujeres y niños para conseguir beneficio, por lo cual se ven obligados a no aceptar esta propuesta de Albert Rivera.

¿Y qué piensa la gente sobre este tema? Para saberlo hemos salido a la calle a realizar esta pregunta a 100 personas aleatorias —sin valor demoscópico—. De éstas, el  90%  estaría a favor de la legalización pero siempre y cuando se hiciera en lugares determinados, regularizado y con todos los derechos y obligaciones que padece cualquier trabajador. El 10% restante, se oponían a la legalización por diversos motivos: por considerar que legalizar la prostitución va a dificultar la localización de la prostitución ilegal, porque creen que no es lo mejor para las personas que realizan este tipo de empleo, o porque lo ven una pérdida de derechos para la mujer.

Alba Ferrera Sánchez, periodista en La Huella Digital y Radio Conectadas y defensora de los derechos femeninos, también nos ha querido transmitir su punto de vista desde la mente de una persona feminista:

Dentro del movimiento feminista tampoco se ponen de acuerdo, es un tema sensible y delicado. Por un lado, poder tener control sobre el cuerpo parece lógico, pero cuando éste se sirve como plato en una “cena” patriarcal, las cosas cambian. El cuerpo de la mujer es un discurso político, es la mayor violencia simbólica que existe en la actualidad. Cuando este discurso político está a merced de las mafias, la cosa también se complica. Si fuera la mujer la que decidiera qué hacer con su cuerpo, con su propia vida, podríamos estar hablando de una legalización de la prostitución, pero cuando pensamos en la explotación sexual, en los beneficios de un grupo/personas/mafias… en ser esclava de tu propio cuerpo… Qué difícil se me hace tomar una decisión a favor de los derechos de la mujer pudiendo condenarla. En definitiva, me ubico en el bando contrario a la legalización de la prostitución. Significaría banalizar, normalizar una situación desfavorable que sigue relegando el papel de la mujer en la sociedad.

El debate de la prostitución, al igual que muchos otros, es un tema que siempre se encuentra en la mesa tanto de los políticos como de los medios. Es un terreno farragoso lleno de polémica y opiniones enfrentadas. Al igual que desde la política y la calle es difícil encontrar una respuesta, muchos medios de comunicación comenten errores al  informar sobre prostitución, recurriendo a viejos estereotipos y presentando una imagen distorsionada de las mujeres que la ejercen. Para ello y dado el importante papel de los medios en la construcción de opiniones, el Ayuntamiento de Cataluña editaba el pasado mes de febrero un manual con la intención de ayudar a los medios de comunicación a tratar los temas de prostitución de una manera correcta y respetable. Este documento está disponible en internet a disposición de todo aquel que lo desee.

Con todo esto tan solo hace falta que políticos, ciudadanía y, sobre todo, las mujeres que se dedican a la prostitución, puedan encontrar un espacio en el que compartir sus opiniones, dialogar y quizás así, algún día, encontremos una respuesta.

 

 

Dejar respuesta