El Tour de Francia busca jefe

0
87

Destacadas ausencias y la falta de un ‘capo’, ciclista dominador capaz de mandar en la gran ronda gala de tres semanas, dejan abiertos los pronósticos en el Tour de Francia 2012. Un elenco grande de corredores, donde no faltan ciclistas españoles, lucharán desde este sábado por dirimir quién vestirá el maillot amarillo después de que el pelotón cruce la última línea de meta en París el próximo 22 de julio.

Cadel Evans aspira a revalidar su triunfo de 2011

Una contrarreloj de poco más de seis kilómetros por las calles de la ciudad belga de Lieja abre el Tour de Francia. La gran carrera ciclista por etapas, la cita que no pierde interés aunque no tenga el mejor cartel de estrellas del pelotón o aun careciendo de un recorrido especialmente atractivo, inicia una nueva edición en Valonia, territorio de clásicas de primavera. El calendario obligará al Tour a compartir interés mediático con la Eurocopa y a convivir con los días previos a los Juegos Olímpicos. Sin embargo, el Tour lo resiste todo; también la huida de patrocinadores, la crisis económica en el Viejo Continente o la decadencia de un deporte al que el cáncer del dopaje mina su credibilidad. Durante más de veinte días, el planeta del deporte pondrá toda su atención en cuanto acontezca en las carreteras francesas.

Ni el sancionado Alberto Contador, ni el lesionado Andy Schleck tomarán la salida. Los dos ciclistas cuyos duelos han marcado la historia reciente de la carrera no dirimirán sus fuerzas en Francia; quizás la Vuelta a España aguarde su enfrentamiento. Las célebres bajas perfilan un horizonte que parece dejar el destino de la carrera en las piernas de dos corredores: el actual campeón, Cadel Evans, y el eterno aspirante al triunfo, Bradley Wiggins. El australiano demostró en 2011 saber sufrir y competir y se hizo con el Tour; el británico es una incógnita en rondas de tres semanas. En la pasada Vuelta su compañero de equipo, Chris Froome, terminó más cerca del ganador de la carrera –Juanjo Cobo-.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=WSoUsxXfiqk&list=PL1F1AAD81BA36C817&index=1&feature=plcp[/youtube]

El ciclismo español, huérfano de Contador, cuenta con las bazas de Alejandro Valverde y Samuel Sánchez. La carrera que realizó Joaquim Purito Rodríguez en el pasado Giro puede servir de modelo a los dos corredores. Son ciclistas explosivos, competitivos y experimentados que tendrán su mayor hándicap en la lucha contra el cronómetro. Las dos contrarrelojes largas que jalonan el trazado de este Tour suman alrededor de 85 kilómetros, una distancia que ambos pueden terminar con muchos minutos perdidos en contra.

Valverde ya ganó una grande, la Vuelta de 2009,  justo unos meses antes de que fuera sancionado por dos años por su relación con el dopaje. El castigo finalizó este invierno y el murciano ha vuelto a muy buen nivel. Le acompaña el Movistar Team, el equipo español del laureado director Eusebio Unzué, que tiene un plantel potente, capaz de asumir el peso de la carrera durante muchos kilómetros.

El Tour de 2012 también puede ser el del cambio de nombres. Un ramillete de corredores jóvenes, o acostumbrados a un papel menos protagonista que el de los Contador, Schleck o Evans, pueden estar llamados a la gloria. Chris Froome, Peter Sagan, Jurgen Van Den Broeck, Pierre Rolland, Robert Gesink o Vincenzo Nibali son algunos de los tapados que pueden jugar un papel decisivo en la carrera ciclista más importante del mundo.

Fotografía: SLIxx

Dejar respuesta