El Titanic aborda en Madrid

0
566

“El Titanic” es más que una epopeya de vapor y acero. Es la historia de sus pasajeros, desde el millonario de primera clase hasta el emigrante de tercera, que realizaron increíbles actos de valor y que tuvieron que soportar pérdidas extraordinarias.
Desde el 20 de noviembre y durante todos los días de la semana (sin fecha limite concreta)se puede visitar la exposición internacional del Titanic bajo el nombre “The artefact exhibition. Objetos reales. Historias reales” en el Pasaje Carlos III situado en la Plaza de Colón de Madrid. Esta exhibición recoge los objetos restaurados que pertenecieron a los pasajeros del buque junto a las vidas de algunos viajeros.

La exposición llega a España para todos los nostálgicos del Titanic, la cual desde su inauguración en el año 2007 en el Museum of Nature & Science de Denver (Colorado), ha recorrido diferentes países y ha sido visitada por más de 18 millones de personas en todo el mundo.

Bajo el título de “Titanic. Objetos reales, historias reales”, se muestran más de 230 objetos auténticos recuperados y conservados de las profundidades del mar y que aparecen en la exposición como recordatorio del espléndido transatlántico, de la fragilidad de la vida y de la imperecedera fortaleza del espíritu humano.

De esta forma, el espectador podrá embarcarse en el buque más conocido de la historia y vivir su viaje a través de los objetos personales de los pasajeros originales.

Este barco no lo hunde ni Dios
El “Titanic”, el barco que fue en su día el más grande y lujoso del mundo, contaba con 256 metros de largo y 69,5 de alto y tenía una cualidad ausente en los demás barcos, una subdivisión de tal forma que se podrían inundar dos compartimentos cualesquiera sin que se produjera ninguna alteración en la seguridad del buque, según afirmaba una publicación técnica de 1911, sin embargo su destino se cruzó con un espolón de hielo que perforó intermitentemente 91 metros del casco causando en apenas tres horas el hundimiento del objeto móvil más grande de la tierra en las aguas del océano.

Los restos del naufragio del Titanic descansan a aproximadamente 740 kilómetros al sudeste de Newfoundland, bajo 3.800 metros de agua. En septiembre de 1985 fueron descubiertos por un equipo de científicos y desde entonces a través de diversas expediciones de investigación se han recuperado más de 5.500 objetos.

“Nuestra deuda para con aquellos que se perdieron en el barco y asegurarnos de que tales cosas jamas se repitan”

En definitiva, se trata de una historia sumergida y recuperada que supone, como dijo uno de los supervivientes de la tragedia, Lawrence Beesley, “nuestro legado del naufragio, nuestra deuda para con aquellos que se perdieron con el barco; es asegurarnos, en la medida en que dependa de nosotros, de que tales cosas jamás se repitan”.

 

 

Fuentes del Texto:
http://www.titanicmadrid.com/
http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.30850
Fuentes de las imágenes:
http://www.terra.es
Fuentes de vídeos:
http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=105663&mapnivel1=AV2

Dejar respuesta