El “Sueño de invierno” de Nuri Bilge Ceylan

0
182

La compasión es en realidad el refugio de la cobardía. Soñamos con ideales, con grandes empresas… acabamos siempre fracasando. La compasión es un mal, un recurrente discurso de una clase social determinada, el fracaso de los sueños tiene que ver con el alma interior, se manifiesta en la crisis en que vive Aydin. Todo es tan frágil, tan quebradizo, que de nada sirve controlar tu pequeño mundo.

winter sleep sueño inviernoLos seres que habitan este drama padecen letargo. Este es su invierno, un frio invierno. Un erosionado paisaje de la Anatolia Central (Capadocia). Aydin (Haluk Bilginer) vive casi enclaustrado del mundo, administra un hotel, administra su hacienda como resultado de la herencia familiar. Tiene interés por escribir la historia del teatro turco, escribe algunos artículos destinados a la prensa local acerca de los problemas del desarrollo del turismo, entre otras cosas. Aydin está frustrado, nunca consiguió ser el gran actor que él esperaba. Como intelectual de la zona intenta dar lecciones, actúa sin embargo con indiferencia hacia los seres que lo rodean, según él el resto del mundo no está a su altura intelectual.

Un buen día algo ocurre, un hecho inesperado, es entonces cuando despierta del sueño. Durante un recorrido por su hacienda, un muchacho lanza una piedra al coche donde viaja Aydin. Ese muchacho es hijo de un padre que ha estado preso. Ese muchacho pertenece a una familia pobre que no puede pagar el alquiler de la vivienda, van a ser desahuciados, no soportan estos la presión del patrón. Aquel gesto que se produce hace que Aydin se plantee su mala conciencia, esa indiferencia avanza hacia una incierta compasión. Nihal (Meliza Sözen), es la esposa de Aydin, una muchacha joven comprometida, caritativa, que lucha por desarrollar acciones sociales centradas en políticas de desarrollo beneficiosas para la zona. La compasión penetra en el entorno familiar como una especie de conflicto interior que les vincula con el mundo exterior, también es una manera de tratar de suplir una mala conciencia. Avanza la trama, parece que la compasión va a imponerse, pero en realidad es solo un gesto de cobardía frente a la crisis social.

Ese despertar hacia la vida exterior, hacia ese mundo exterior es también un despertar que se produce en la vida interior. Pasan los días con lentitud dentro del trascurrir de la vida de ese hotel, el tedio se adueña de ellos, pero como hemos aludido ese hecho fortuito va a desestabilizar las relaciones. Junto al matrimonio vive Necla (Demet Akbag), la hermana de Aydin, ella se ha divorciado. Necla vive torturada por todo tipo de remordimientos. Su existencia es vacía. Vive con amargura. Su crisis personal termina proyectándose en el matrimonio de su hermano Aydin y Nihal. Nihal está cansada. Su vida resulta monótona. Siente un vacío interior que la consume, siente ese tedio de la vida cotidiana, de ese paso lento de las horas. Comienza a sacar a la luz secretos de matrimonio, conflictos matrimoniales, lanza reproches envenenados contra su esposo. La tensión delata el fracaso matrimonial, se esconde una sensación además de fracaso vital. Los sueños se destruyen cuando en realidad la identidad y la condición de los seres se desnuda.

winter sleep sueño inviernoFilma el cineasta turco su propuesta a partir de un interesante juego entre dos luces. La luz que habita en esos espacios interiores tiene un tono amarillento, es sin dudarlo una luz otoñal, marca el declive de los personajes. La luz en el exterior viene marcada por ese paisaje de la Capadocia, esa luz invernal. Se nos viene a indicar que más allá del aletargamiento que reza el título de la cinta, existe además un enfriamiento, que se va haciendo progresivo, un enfriamiento de las pasiones, un enfriamiento de las emociones.

Es importante destacar esa manera que el cineasta tiende a tornar hacia un cierto clasicismo, incluso la puesta en escena en esta ocasión tiende a ser sobria. En realidad, dentro del trasfondo de la trama, anidan tres cuentos de Chéjov que actúan como una especie de subtextos que remarcan ese sentido chejoviano del drama. Tras unos pequeños instantes que nos revelan cierto tránsito vital, surgen -como hemos indicado con anterioridad- unos sentimientos profundos que han estado ocultos, aletargados en ese frío devenir de la existencia. Ese tono, esas resonancias chejovianas, esos ecos que se hacen presentes hacen que los mismos sean el eje central de la cinta, y ese pulso delator de la tragedia se tensiona, es solo entonces cuando la palabra adopta todo su protagonismo. El director organiza una parte importante de la película alrededor de largos duetos, durante los cuales la gravedad intensa del drama viene a penetrar por esa grieta existente entre aquello que se viene a decir y aquello que se oculta en el corazón. La palabra protagonista, la palabra ese artificio que radiografía el interior de los seres –por qué no pensar en aquellos retratos bergmanianos en torno a la problemática de la convivencia-

Sueño de invierno dialoga con las artes. Se trata de manifestarnos que el cine es un arte impuro. Viene a demostrarnos que lo que está oculto viene a emerger a la superficie, con la intención de ayudarnos a saber quienes somos, a comprendernos, y a explicarnos en qué frondoso bosque nos hemos perdido.

  • Título: Winter Sleep (Sueño de Invierno)
  • Director: Nuri Bilge Ceylan
  • País: Turquía 
  • Premios: Festival de Cannes: Palma de Oro y Premio FIPRESCI (2014)
  • Guión:  Ebru Ceylan, Nuri Bilge Ceylan
  • Reparto: Haluk Bilginer, Melisa Sözen, Demet Akbag, Ayberk Pekcan, Serhat Mustafa Kiliç, Nejat Isler, Tamer Levent, Nadir Saribacak, Emirhan Doruktutan, Ekrem Ilhan, Rabia Özel, Fatma Deniz Yildiz
  • En cartelera en España (cines Golem)

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=5MeJ8uLGYXM[/youtube]

 

Imágenes y Tráiler: Golem Distribución 

 

Dejar respuesta