El sueño americano de la WPS se esfuma

1
151

El pasado martes se hizo oficial la suspensión de la cuarta edición de la WPS, calificada como la mejor liga de fútbol femenino del mundo. El comunicado alega problemas judiciales con uno de los antiguos dueños de la competición, aunque los problemas económicos también han sido un factor clave. La noticia deja a decenas de jugadoras sin equipo, entre ellas tres españolas: Laura del Río, Verónica Boquete y Adriana Martín.

Adriana no jugará finalmente en el Western New York Flash

Las alarmas saltaron el mismo martes por la mañana, hora española, cuando la junta directiva de la Women’s Professional Soccer se reunió para celebrar una junta extraordinaria. Pocas horas después se confirmó el triste desenlace, derivado de los problemas judiciales entre la liga y Dan Borislow, el dueño de uno de los equipos de la WPS durante la pasada campaña. No obstante, de forma extraoficial, también se apunta al escaso rendimiento económico del torneo, donde había que mantener a jugadoras con sueldo y residencia.

Verónica Boquete y Adriana Martín ya tenían firmados sus contratos, y las noticia les llegó mientras estaban concentradas con la selección en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. La futbolista turolense había charlado el domingo con La Huella Digital, tras caer con el Atlético Féminas ante la Real Sociedad, en una entrevista donde mostró su “total ilusión por la posibilidad de volver a jugar en la mejor liga y con las mejores jugadoras a nivel mundial”. Adriana había sido contratada por el Western New York Flash, vigente campeón de la WPS. “Llegaré con muchas ganas y esforzándome al máximo para lograr la titularidad y poder contribuir a revalidar de nuevo el título este año”, añadió la delantera.

Por su parte, Boquete se confesó “sorprendida” por lo precipitado del anuncio, ya que “la liga debía comenzar en tres meses, las plantillas estaban cerradas y los equipos tenían muchas ganas de enfrentarse por el título”. “Me costó decidirme por Philadelphia Independence o Western New York, pero al final me decanté por los primeros, ya que me sentía en deuda con el club que apostó por mí desde el principio y quería ganar con ellos este año la WPS”, explicó la jugadora, MVP de la temporada anterior en la competición norteamericana.

El futuro de los clubes también es incierto. Algunos cuentan con ofertas para militar en la WPSL, también estadounidense, pero ésto supondría competir en una liga de carácter amateur. Más incierto es aún el futuro de muchas jugadoras, puesto que los mercados en Europa están a punto de cerrar y los clubes ya tienen presupuesto y plantilla fijados. Por tanto, muchas de las mejores jugadoras del mundo se pueden quedar sin contrato.

Las españolas Martín y Boquete seguirán en sus respectivos clubes, Atlético de Madrid y Tyresö, mientras que Laura del Río, la tercera española en la WPS, volverá a Estados Unidos con su futuro todavía en el aire.

Imágenes cedidas por Santiago López García

1 Comentario

Dejar respuesta