El sueldo de la Casa Real

2
86

Tras el escándalo que ha envuelto a Iñaki Urdangarín, la Casa Real ha dado a conocer sus cuentas, dando un paso hacia la transparencia. Sin embargo, en este informe sólo se desglosan los 8,43 millones de euros asignados en los Presupuestos Generales del Estado. Así, quedan más de cincuenta millones sin justificar, a los que se añaden las partidas cuya dotación se desconoce.

Príncipe de Asturias

Parecía una inocentada, pero la Casa Real hizo públicas el pasado 28 de diciembre las cuentas de la institución en 2011. Sin embargo, no se puede decir que se trate de un informe detallado. Para empezar, tan sólo se desglosa la cantidad fijada en los Presupuestos Generales del Estado, que este año ha sido de 8.434.280 euros. De ahí se sabe ahora que al Rey se han destinado 292.752 euros, de los cuales su sueldo son 140.519 euros, y el resto gastos de representación. El Príncipe, por su parte, ha recibido 146.375,50 euros. De ahí su dotación personal es de 70.259 euros. La Reina, la Princesa y las Infantas han recibido este año 375.000 euros, aunque no se sabe cuánto corresponde a cada una, ya que lo decide el Rey y varía de un año a otro.

Todos los miembros de la Casa Real declaran a Hacienda -un cuarenta por ciento en el caso del Rey y un 37 por ciento el Príncipe, mientras que el porcentaje de la Reina y los demás es desconocido-. Con todo, no pagan la Seguridad Social, por lo que muchos podrían preguntarse por qué tienen acceso a ella, por ejemplo en el caso del Rey, cuando fue operado en mayo de 2010 en el Hospital Clínic de Barcelona, que es público.

El informe presentado por la Casa Real es insuficiente, ya que no justifica la totalidad del presupuesto destinado a la Corona. Esos 8,43 millones son sólo la punta del iceberg. Fuera de éstos hay muchos más gastos que no se han visto reflejados en otras partidas: la asignada por el Ministerio de Asuntos Exteriores -que en 2011 cubrió los quince viajes oficiales, por una cuantía de 415.050 euros- o la del Ministerio de la Presidencia, que carga con los gastos de personal, los gastos corrientes de bienes y servicios a la Corona y actos de Estado -recepciones, audiencias…-.

Esto, unido a los más de 34 millones destinados al organismo Patrimonio Nacional -que a su vez paga la luz y el agua de la casa del Rey- para el mantenimiento de jardines, palacios y demás, suma la extraordinaria cifra de 50.435.560 euros abonados únicamente por el Ministerio de la Presidencia. Entre unas cosas y otra, sólo en 2011 se destinaron a la Corona un total de 59.284.890 euros. Y eso sin contar las asignaciones de otros ministerios, como Economía y Hacienda, Interior y Defensa, cuyos documentos no son públicos.

Huelga decir que esos casi sesenta millones de euros suponen actualmente un derroche innecesario, más aún con la crisis que asola el país. No obstante, destaca el momento elegido por la Casa Real para publicar sus cuentas. Justo ahora, cuando el único yerno que quedaba en pie, Iñaki Urdangarín, se ha visto envuelto en uno de los mayores escándalos económicos de los últimos años. Es evidente que no se trata de una coincidencia. La Casa Real ha querido limpiar su imagen, y más después de que el Rey se mostrara preocupado por la situación en su discurso de Nochebuena. Y qué mejor forma que haciendo públicas unas cuentas que deberían haberlo sido desde el comienzo de la democracia.

Fotografía: Horasis

2 Comentarios

  1. El pueblo llano tiene que hacer un “esfuerzo” para, entre otras cosas, mantener los lujos y derroches de la monarquía.

    Qué bonita es nuestra democracia.

Dejar respuesta