‘El silencio del héroe’, periodismo de no ficción y deporte

0
208

A mi amigo Antonio, enorme periodista

Gay Talese está considerado como uno de los padres del llamado Nuevo Periodismo, caracterizado por abordar la no ficción con los mecanismos literarios de la ficción: creación de escenas,  diálogos, conflictos, dramas.

el-silencio-del-hc3a9roeTalese siempre aplica la misma técnica a la hora de elaborar su trabajo: documentación, escuchar y describir lo que ve de manera literaria –escribir reportajes con las armas que le son propias del narrador de historias-. Esta manera de trabajar se aleja del llamado periodismo de acción y de la inmediata actualidad. El autor no se decanta por informarnos sobre lo que está ocurriendo sino por analizar de manera pausada y elaborada a los protagonistas de esa determinada realidad –quiero que me cuenten su vida, quiero escuchar, viene a decirnos este  periodista nacido en Nueva Jersey-.

Desde sus inicios Talese -en el prólogo de esta edición de Alfaguara nos habla de ello- quería escribir relatos utilizando, claro está, los nombres auténticos, describir las situaciones que habían ocurrido de verdad y que se podían verificar y contrastar con datos -evita las frases cortas, se decanta por las subordinadas-. Estar desde luego siempre presente y observar cada una de las situaciones, más tarde describir lo que veía de una manera literaria, de tal modo que es capaz de crear atmósferas propias de la narrativa en unos reportajes periodísticos en los que los hechos siempre se han de subordinar al personaje y no al revés. Por estas mismas razones siempre se decantó por la publicación de reportajes en revistas y suplementos porque su oficio necesita de mayores espacios y tiempos y esto es imposible en un periódico.

El silencio del héroe es un ejemplo clarividente de esta forma de ver el periodismo. Contiene 39 artículos sobre diversos temas deportivos (a Talese siempre le atrajo el deporte: “Existe una permanente fascinación por los deportes como símbolo de la necesidad humana de éxito, y mi respeto por los deportistas, pues asumen riesgos que a menudo no alcanzan sus expectativas, y acaban quedando como perdedores“), ordenados todos ellos de manera cronológica. Sus protagonistas son seres anónimos (Talese apuesta por ellos: “[son] los que más me han atraído siempre”) o grandes deportistas en decadencia (“escribir perfiles de personas cuyas experiencias con el éxito y el fracaso ampliaran mi capacidad para contar historias”). Hay que hacer notar que algunos de estos artículos ya aparecían publicados en otros libros, como el de Joe Louis o el de Joe Dimaggio –ver Retratos y encuentros y Vida de un escritor.-

Dejar respuesta