El señor que juega con el tiempo

0
262

Ejemplo de mirada Borbónica. El fotogénico Fernando VII24 de noviembre de cualquier año del siglo XXI. Suena el despertador y piensas, ¡Joe! quiero dormir un poco más, pero no puedes. El día te espera para que lo des todo en tu trabajo, en la clase que te prepara para tu trabajo o en la beca en la que trabajas como el que más y cobras como el que menos. Estás frente el armario, con mirada borbónica, pensando que gala lucirás en este bonito día. ¿Me llevo abrigo? Detrás de ti, muy cerca de tú oreja escuchas CHAN, CHAN, CHAAN, CHAAAAN, y miras de soslayo para identificar la fuente de tan estridente música. NO existe la música. La he puesto yo, el autor del artículo, para dar ambiente. Corres a la ventana para ver el día y.. ¡bingo! Sol primaveral, no necesitas abrigo y se te quita la mirada borbónica. Tu día sigue como debe seguir.

25 de noviembre de cualquier año del siglo XXI. Suena el despertador, pero lo hace tan sólo durante un par de segundos. Se le acabó la pila amigo, hay que cambiarla. El primer riiiing, te ha despertado por que no dormías, estabas en duermevelas, asobinado. Te despiertas de mal humor y te das una ducha. Luego, ante el armario, tratas de ver que trapos te pones. ¿Qué tiempo hace?. Esperas la música pero no suena nada. Ayer hacía calor, así que decides salir con un precioso jersey naranja, muy mono. Sales a la calle y sólo te falta ver un arbolito de navidad. No sabes muy bien si estas en Siberia o en el barrio de Vallecas, el frío te hace perder una oreja y corres a casa a por un buen chambergo.

26 de noviembre de cualquier año del siglo XXI. No suena el despertador. Se te olvidó cambiar la pila, pringao. Un haz de luz se ha posado caprichosamente en la punta de tu nariz y te has despertado. Oyes pájaros y voces en la calle. ¿qué hora es? Miras el reloj. ¡Las doce! Llegas tarde a tu trabajo, a clase o a la nueva forma de esclavitud llamada beca. Corres al armario porque no te vas a duchar, hoy toca ir de guarrete. Recuerdas el frío polar del día anterior y te disfrazas de esquimal. Te colocas sobre la cabeza un ridículo gorro que te dio tu abuela y sales disparado a la calle. Vuelves a dudar de la geografía, crees ver un tuareg pero es una señora con moño. El sol, que se llama Garzón, te condena a una hermosa lipotimia y caes al suelo entre sudores. Escuchas la música estridente, CHAN, CHAN, CHAAAAAN.

Te llevan al hospital. Allí entre los médicos y las luces, te preguntas que le está pasando al clima, ¿acaso es un juego de azar?¿habrá un señor que juega con el tiempo? Miras a la ventana y ves un seiscientos seguido de una hermosa nube negra que está pegada a su culo. ¡Vale! Se la estamos jugando a la tierra. Recuerdas algo sobre un tal Al Gore, el cambio climático y una conferencia de no se qué. Lo lamentas, tú no puedes hacer nada..¿nada?.¿EN QUE COÑO ESTAMOS PENSANDO?

1 Comentario

  1. TODOS LOS MOMENTOS QUE CONTIGO PUEDO VIVIR SON MUY IMPORTANTE POR QUE CONTIGO PUEDO ESTAR EM PAS CON MIGO MISMO ENTONCES TODO LO QUE YO PUEDO DARTE ES TEWRNURA I PACIOM NO MAS POR QUE ENTONCES NO PUEDO DORMIR EM PAS TODO LO QUE CONTIGO PUEDO VIVIR ES SUFICIENTE DAIOS PARATODA LA VIDA ADIOS MI AMOR ADIOS AMOR TEQUIERO MUCHO TE EXTRAÑO CARIÑO ADIOS ENT6O EMTOCES TODO LO QUE YO TE PUEDO DAR ES AMOR ADIOS CORAZON ENTODO LO QUE YPO TE PUEDO FDA ADIOS COTRAXU TE EXTRAÑO ADIOS MI AMOR QUE CEAS MUY PERO MUY FELIZ SE QUYE LO QUE YO ES GRIVI ES UNA LOCURA PERO NO TENGO NADQA QUE ACER ENTONCE4S NO PUECDXO ES GRIBIR OTRA COSSA

Dejar respuesta