El rugido de la Fórmula 1 vuelve a Montmeló

0
67

Nueve meses después de que se disputase el GP de España en el Circuit de Catalunya, el circo de la Fórmula 1 ha regresado al trazado catalán para las últimas sesiones de pretemporada antes del comienzo del mundial de 2012. A tan sólo dos semanas del Gran Premio de Australia que abrirá la temporada, los equipos han realizado sus últimas pruebas en Montmeló entre los días 1 y 4 de marzo. Los resultados de los tests, una vez más, han sorprendido a propios y extraños.

Romain Grosjean

Tras una intensa jornada midiendo sus fuerzas con el excampeón Jenson Button, Romain Grosjean consiguió superar en 260 milésimas el tiempo obtenido por el británico durante la sesión matinal del 1 de marzo. El francés fue capaz de mejorar el crono marcado por Button utilizando el compuesto blando en su Lotus E20, mientras que el inglés alcanzó la mejor vuelta por la mañana con los neumáticos superblandos. Estos datos, sin lugar a dudas, suponen un espaldarazo para las aspiraciones de Grosjean y su equipo.

A pesar de su 1:23:252, el piloto japonés Kamui Kobayashi sigue en posesión de la mejor marca hasta el momento con un tiempo casi un segundo más bajo que el del francés (1:22:312), conseguido en las sesiones de la semana anterior.

Acompañando a Grosjean y Button, Sergio Pérez obtuvo el tercer mejor tiempo del día por delante de pilotos de la talla de Mark Webber, que quedó quinto, o Nico Rosberg, quien alcanzó el cuarto mejor crono con su Mercedes. El Ferrari de Felipe Massa no fue capaz de seguir el ritmo de sus compañeros y se situó octavo en la tabla de resultados.

Cuando parecía que Grosjean no podía sacarse más conejos de la chistera, el galo mejoró el crono de la jornada anterior y se quedó a escasas tres décimas del tiempo de Kobayashi. Además superó a los otros cuatro últimos campeones del mundo, Sebastian Vettel (tercero), Fernando Alonso (cuarto), Michael Schumacher (octavo) y Lewis Hamilton (noveno).

La escudería Toro Rosso, por su parte, desempeñó un gran papel junto a su piloto Jean-Éric Vergne, ya que consiguió situarse en segunda posición al final de la jornada por delante de rivales como McLaren, Red Bull, Mercedes o Ferrari.

No se puede olvidar que, a lo largo de estos días, los equipos no han dejado de probar las distintas configuraciones que podrían programar en las carreras de la temporada, por lo que el rendimiento de los monoplazas podría variar considerablemente una vez se inicie la competición.

En cuanto a los imprevistos, además de la niebla que obligó a retrasar los entrenamientos hasta las 9:30 horas, hubo varios incidentes que pararon las sesiones. El primero lo protagonizó la parada en medio de la pista del Williams de Pastor Maldonado, que provocó un parón de unos minutos hasta que la grúa se llevó el monoplaza. Poco más tarde sería el Mercedes de Rosberg el que se plantaría en la curva nueve. Asimismo, Vergne perdió el ‘led’ de seguridad y luego se quedó parado, supuestamente por rotura de motor, mientras que Schumacher se fue a la escapatoria de la curva número cinco. Vettel y Hulkenberg, a su vez, fueron protagonistas de una bandera roja.

Imagen: Gil Abrantes

Dejar respuesta